¿Cómo será una casa con la tecnología 5G?

Descubre cómo serán las casas del futuro con tecnología 5G.

Cómo será una casa con la tecnología 5G?

Mucho se habla actualmente de la tecnología 5G, la cual cambiará por completo nuestra vida, y también la de nuestros hogares. Todo parece indicar que la tecnología 5G causará una auténtica revolución a nivel global.

Es inevitable relacionar la tecnología 5G con el hogar inteligente, un entorno en el que vivimos cada vez más personas. Se trata de una vivienda que, además de contar con distintos aparatos electrónicos, como ordenadores portátiles y teléfonos móviles, también cuenta con otros dispositivos IoT (Internet de las Cosas): altavoces inteligentes, cerraduras inteligentes, bombillas inteligentes… ¡Un mundo de posibilidades!

Los dispositivos inteligentes nos hacen la vida mucho más cómoda y sencilla, de modo que gracias a la tecnología 5G podremos disfrutar al máximo de nuestro hogar.

Tecnología 5G en el hogar: ¿qué cambiará?

Velocidad y eficiencia

Mucho se habla de que la tecnología 5G es 100 veces más rápida que la 4G. Pero no se trata solo de velocidad. También es mucho más eficiente, ofreciendo una menor latencia. Esto supone que sus tiempos de respuesta son más rápidos e inteligentes.

Por lo tanto, es capaz de manejar a más usuarios al mismo tiempo sin el más mínimo riesgo de interferencia. Hay que tener en cuenta que 5G funciona en un total de tres bandas de espectro distintas, lo que supone un importante salto cualitativo con respecto a la tecnología 4G.

Conexiones simultáneas

El hecho de que pueda soportar un amplio abanico de conexiones de diferentes fuentes simultáneamente es una de las principales ventajas del 5G. Actualmente, no es raro que la conexión inalámbrica WIFI se sobrecargue cuando hay varios usuarios conectados.

La razón es muy sencilla: cada vez tenemos más dispositivos con conexión a Internet en casa (televisión, videoconsola, ordenador, reloj inteligente, smartphone…) Todos ellos dependen de una conexión inalámbrica fuerte y robusta para poder funcionar de forma adecuada.

En un futuro no muy lejano tendremos que sumar otros muchos dispositivos conectados como bombillas o cerraduras inteligentes, por ejemplo. Incluso hay electrodomésticos como microondas o neveras que cuentan con tecnología inteligente.

Conectividad

Durante el proceso de configuración, muchos de los dispositivos inteligentes generan su propia conexión WIFI. Mientras, otros tienen Bluetooth como conectividad.

De todos modos, la tecnología 5G es la mejor solución que se plantea a día de hoy para que todos estos dispositivos obtengan un servicio consistente y estable. Será gracias a ella cuando los usuarios comencemos de una vez por todas a apostar de verdad por el Internet de las Cosas.

Latencia

Otro de los aspectos que podría mejorar notablemente en los hogares es la baja latencia que ofrece la tecnología 5G. En el caso concreto de los sistemas de cámara de seguridad, cada milisegundo es clave. Así, tener la posibilidad de ver en tiempo real todo lo que sucede fuera de la vivienda es muy útil, pero solo en el caso de que las imágenes se actualicen a gran velocidad.

La conexión 5G ofrece una tasa de respuesta en términos teóricos de apenas 1 o 2 milisegundos. Una velocidad muy inferior a la ofrecida por la conexión de banda ancha doméstica, que oscila entre los 10 y los 20 milisegundos.

Banda ancha y dispositivos

Son muchos los estudios que se han realizado en los últimos años acerca de lo que supone 5G para el consumo energético. En un principio todo parece indicar que resulta más eficiente en el uso de la energía, también es cierto que necesita de un mayor número de mástiles para ofrecer la máxima eficiencia.

Del mismo modo que sucede con cualquier nueva tecnología, es muy probable que la tecnología 5G haga que la batería de los dispositivos portátiles, como los teléfonos o los relojes inteligentes, dure menos. Sin embargo, esto es algo que los fabricantes irán mejorando de forma progresiva con el paso del tiempo.

Por supuesto, tendremos que reemplazar todos nuestros dispositivos actuales para poder empezar a utilizar 5G. Esto no es un gran problema para los teléfonos inteligentes ya que bastará con actualizarlos. No obstante, cambiar lo sistemas inteligentes de nuestra casa sí puede ser costoso.

Así, todo parece indicar que 5G convivirá durante algunos meses, e incluso años, con las configuraciones de banda ancha que hay en los hogares actuales. Las estaciones base se convierten por tanto en las grandes protagonistas, ya que permiten tener en casa un centro de 5G y al mismo tiempo una solución de banda ancha por cable.

Esto supone un gran punto a favor para poder ir poco a poco hasta la implantación total de la tecnología 5G en el hogar. Tan solo tenemos que pensar en cuándo fue la última vez que hicimos una llamada desde el teléfono fijo de casa. Nos costó un tiempo adaptarnos a los móviles, pero finalmente lo hemos hecho.

Sucederá lo mismo con 5G: cambiaremos de forma progresiva los dispositivos más antiguos por otros que sean compatible con esta tecnología.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...