Cómo teñir la madera

Teñir la madera puede ser una gran alternativa decorativa, ya que se trata de un material que acepta muy bien los distintos tipos de acabados. Lo aconsejable para hacerlo es utilizar tintes al agua, ya que aquellos disolventes entregan un acabado mucho más artificial. A continuación conoceremos las formas, materiales y técnicas para hacerlo.

Cómo teñir la madera

Luego de un buen tiempo dedicándonos a aspectos más vinculados a la decoración, hoy volveremos un poco al bricolaje y aprenderemos a teñir la madera. Al fin y al cabo también nos será de utilidad al momento de decorar un espacio.

La gran ventaja que tenemos al utilizar la madera es que se trata de un material que acepta muy bien los distintos tipos de acabado, razón por la que nos entrega muchas alternativas distintas con las que trabajar.

Para teñir de un determinado color la madera, pero manteniendo su textura, los mejores productos son los tintes. Estos son pigmentos y colorantes vegetales y minerales que se diluyen en agua, alcohol o disolvente.

Dentro de los diferentes tipos de tintes podemos subrayar a las anilinas, dentro de las cuales se destaca la nogalina. La anilina se disuelve en agua, mientras que la nogalina es un tinte que se extrae de la corteza del nogal y aporta un tono marrón profundo a las maderas

¿Cómo preparar tintes al agua?

Preparar un tinte al agua a partir de anilinas es realmente muy sencillo. Como su nombre lo indica habrá que diluir el polvo en agua caliente, cuya proporción dependerá de la tonalidad que le queramos dar. Luego tendremos que filtrarla utilizando una gasa y esperar a que seque para utilizarla.

Trucos

Existen algunos pequeños truquitos que nos permitirán conseguir el acabado justo. Por ejemplo, si lo que buscamos es un tono marrón dorado, algo rojizo, lo que podemos hacer es añadirle a la nogalina un poco de anilina naranja al agua. Notaremos como obtenemos un acabado realmente hermoso.

Otro de los secretos para que el acabado sea perfecto es el de, una vez aplicado el tinte, dejar secar bien la madera, y aplicarle un par de manos más. En este caso la cantidad dependerá otra vez del tono que queramos darle.

Aplicación

Para extender el tinte sobre la madera debemos utilizar una brocha de buena calidad o una esponja en el sentido de la veta. Luego, 24 horas después, usaremos una lanilla de acero N° 0000 para lijarlo, y finalmente le aplicaremos una mano de tapaporos rebajados al 50% con disolvente nitro o universal; una vez seco volveremos a lijar y finalmente barnizar.

Tintes Disolventes

Si queremos utilizar tintes disolventes, eso es posible. Sin embargo debemos tener en cuenta que el resultado no será el mismo ya que estos productos entregan un acabado mucho más artificial, dejando además algunas marcas de brocha.

Fuente: Decoestilo
Foto: Madera por catachresoid en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...