¡Los cajones también se decoran!

Los cajones son piezas útiles y prácticas. Si tienes algunos que luzcan viejos o desgastados, puedes “revivirlos” aplicando estos trucos. La pintura de tiza y los esmaltes en aerosol serán tus grandes aliadas.

Decorar los cajones no había sido tan fácil

Fuente: www.lampsplus.com en Pinterest

Cuando se tiene una cajonera vieja y anticuada, renovarla puede ser una gran idea. Muchas veces los muebles sólo necesitan pequeños retoques para “revivir” y tomar un aire diferente. La forma más tradicional de darles un aspecto contemporáneo y original, es pintarlos. A los de madera la pintura a la tiza les va muy bien. El producto viene en diferentes tonos y aporta una apariencia vintage muy bonita. Que no te quede duda, ¡los cajones también se decoran!

Ideas para decorar los cajones

Si la pieza forma parte del cuarto de los niños puedes pintar la parte delantera de los cajones de diferentes colores, simulando un arcoíris. Un efecto moderno, pero más recatado, se obtiene haciendo una especie de degradé. Funciona si la cajonera está en un pasillo o en el salón. Por ejemplo, pinta el primer cajón de un rojo fuerte, luego ve bajando la intensidad tono hasta llegar a un fucsia o rosado. Se ve genial.

Si la pintura no es lo tuyo, tal vez forrar el frente de los cajones con planchas de aglomerado de madera fina sea lo más práctico. Decorarlas es fácil. Siempre podrás contratar a un especialista o hacerlo tú mismo. La carpintería no es tan complicada como parece, y menos en este tipo de proyectos.

El primer paso será comprar los materiales. Requerirás de un tablero de dm (fibra de densidad media o Mdf), una plantilla con forma de la figura que desees pintar (hojas o flores se ve hermoso), cinta doble cara, pintura y barniz en aerosol. También debes cerciorarte de contar con un metro y una cortadora de madera.

Paso a paso

Para iniciar con el trabajo debes medir el hueco frontal de los cajones. Toma las medidas precisas para que el tablón encaje cuando esté listo. Traslada esas dimensiones al tablero de Mdf y corta con una caladora las piezas que vayas a necesitar. Es decir, según el número de cajones a decorar.

Coloca bajo los listones de madera papel periódico o cualquier elemento que te sirva para cubrir la mesa de trabajo. La idea es que no manches la superficie. Luego rocía de forma homogénea los listones con el barniz en aerosol. El siguiente paso es dejar que sequen muy bien para poder continuar con el proyecto.

Una vez se haya secado el barniz, coloca las plantillas de hojas o de la figura que escogiste sobre los listones. Dales el sentido y usa la cantidad que desees. Incluso, puedes hacer una especie de patrón para que el diseño continúe en el resto de los cajones. Una vez ubicadas las plantillas pinta todo el listón con el aerosol.

Terminación perfecta

Con unas dos manos del esmalte en spray será suficiente para que quede parejo. Espera un poco entre capa y capa para que seques. Cuando la pintura esté completamente seca regirá las plantillas. El efecto es estupendo, pues los diseños resaltarán en la madera barnizada. Si por ejemplo la pintura es blanca y colocaste plantillas de hojas tipo otoño, éstas se verán de color marrón con el fondo blanco.

Lo siguiente será fijar los tablones a los cajones. Para ello requerirás cinta doble cara. Como la madera dm es súper liviana, no corres el riesgo de que se caiga. De todas formas, haz presión un rato con tus manos y no uses los cajones hasta el día siguiente. Si quieres innovar mucho más, descubre cómo crear originales diseños con cajones de muebles. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...