Restauración de un Mueble (primera parte)

Reparación de pequeñas imperfecciones en muebles de madera, y diversos métodos de decapado de pinturas.

Para mantener nuestra casa en condiciones es necesario un constante mantenimiento, reparando todas aquellas imperfecciones que puedan arruinar el decorado. En este caso, en los muebles. Eventualmente suelen sufrir daños que son fácilmente reparables, con las herramientas básicas y poco tiempo lo podrá llevar a cabo usted mismo.

Este articulo es la primera parte de dos, que mencionan en forma sencilla como llevar a cabo una restauración con pasos explicados de forma amena. Hago mención a los defectos mas comunes que pueden producirse en muebles y su reparación. Si los muebles son de muy buena calidad, y no se siente capaz de realizar la reparación, lo mas conveniente será contratar a personas idóneas en la restauración de muebles.

Unas de las herramientas y materiales necesarios para las pequeña restauración puede encontrarlas en estos artículos: Construcción en Madera: Herramientas I (las herramientas necesarias para trabajar la madera) y Productos de Bricolaje y del Taller (Todos los productos imprescindibles, en este proceso de restauración solo ocuparemos algunos)

Uno de los principales motivos en decidirse por la restauración de un mueble es cambiar la pintura, barniz o el acabado que tenga el objeto en cuestión. Esto sin duda renueva completamente cualquier superficie de madera. Por esto lo primero que haremos será retirar las capas de pintura antigua y en mal estado con diversos métodos;
Métodos mecánicos: entre las herramientas utilizadas, podemos mencionar la lija, cepillos y lana de acero, espuma abrasiva. Lo usaremos siempre que la capa de acabado sea fina. Repasando la superficie con lija y un taco de madera siempre a favor de la veta. Puede usar la espuma, lana o cepillos de acero para retirar restos en molduras y rincones, donde sea imposible trabajar con lijas.

Método químico: Usando un decapante químico o removedor de pinturas. Puede encontrarlo en gel, líquido o en aerosol. Los dos primeros aplíquelos con pincel y deje actuar hasta que la pintura comience a ampollarse, aproximadamente 15 minutos. Retire con una espátula o rascador suavemente, sin lastimar la madera, repita la operación si quedan restos. Lea atentamente las instrucciones del envase, seguramente le aconsejará que una vez acabado el trabajo debe lavar la madera con agua o algún disolvente. Recuerde que tiene que protegerse con barbijo guantes y gafas durante esté trabajando con estos productos y mantener la zona bien ventilada. Una ves seco aplique una suave mano de lija.

Método térmico: Para quitar pinturas y bernices por medio de altas temperaturas se utiliza una pistola de calor o decapador térmico, que actúa como un secador de cabello, arrojando ráfagas de aire caliente superiores a los 300 ºC. La temperatura no debe ser demasiado elevada para no quemar la madera. Cuando el barniz o pintura que posee se ampolle retire con espátula o raqueta los excedentes.

Imagen de Decor8 en Flickr

En el caso de que el mueble solo haya sido encerado, es inútil retirar la cera con alguno de los métodos anteriores. Ésta debe quitarse con un producto des-encerador, aguarrás o agua y detergente. Procure que el material sea eliminado en su totalidad, sino esto perjudicará a la adhesión de otros productos de acabado.



Retoques previos a la restauración
Explico como realizar unos sencillos retoques poniendo en forma la madera antes de su acondicionamiento general. Entre estos retoques podemos mencionar la reparación de marcas y golpes, manchas, grietas o fisuras, rasguños o rayones, pintura, barniz o material protector ampollado o desconchado.

Para eliminar o disimular las marcas que dejan los golpes deberá humedecer la zona abollada, para que recupere el volumen original. Para esto moje con agua caliente levemente la zona, esto lo puede hacer con un pincel o una estopa húmeda. Si esto no funciona, humedezca un trapo y plánchelo con plancha caliente. Esto humedecerá la madera, haciendo que se hinche y tome su forma original.

Para quitar manchas poco profundas, frote la madera en la zona manchada con un trozo de lana de acero embebido en aceite de linaza, hasta eliminar la mancha completamente. Limpie la zona.

En caso de quemaduras retire las manchas negras con un objeto cortante, como un cúter o trincheta. Sin dañar demasiado la madera. Para ambos casos, retirando las manchas o raspar con trincheta, debe realizarlo a favor de la veta de la madera en lo posible no debe ser efectuado en contra porque estas marcas permanecerán aun cuando haya aplicado un acabado, siendo imposible removerlas.

En el caso e rasguños o fisuras, puede tapar los rayones con “palitos de goma laca” o masilla para madera del color del mueble. En el primer caso debe calentar el material con algo caliente, como una plancha o pistola de soldar, aplicar sobre la marca, rasguño o grieta, y una vez endurecido el material retirar los restos. En el segundo, aplique la masillas con una espátula blanda, reitere la operación si al secarse nota que es necesario mas material. Una vez cubierta la imperfección pula con una lija muy fina con una taco, sin rayar la madera y a favor de la veta.

Una tarea mas difícil es reparar los muebles cuando se quiebran las patas. Lo mas efectivo es reemplazar toda la pieza dañada, por una nueva de las mismas características y de la misma madera. Este trabajo puede realizarlo un restaurador de muebles o un carpintero. Pero si el daño no es demasiado grande, puede hacerlo en casa. Los materiales necesarios son: la cola vinílica o cola de carpintero, que puede resultar mas fuerte que la misma madera, tornillos y herramientas para perforar, como un taladro. En el caso de tratarse de solo una fisura, encole y mantenga la zona prensada, puede usar una cuerda o cárcel de carpintero para atar la zona reparada. En el caso de que el daño sea mayor deberá atornillar y encolar la pata dañada. Antes de decidirse por la reparación que lleve a cabo considere la función del mueble y el peso que debe soportar, para evitar accidentes.

En una próxima entrada se explicará la forma de pulir y aplicar las manos necesarias de acabado, tales como barniz, plastificante, cera y otros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...