Tapizar sillas

Una de las tareas de bricolaje para el hogar que nos puede dar muchas satisfacciones es la de tapizar sillas. Si bien el oficio del tapicero es realmente difícil, existen algunos pequeños consejos que nos permitirán realizar la tarea de una forma sencilla y casera. En este post les propongo, con pocos materiales y herramientas, animarnos a renovar esas sillas viejas que hace tiempo necesitan un cambio, realizándole un lindo tapizado.

Tapizar sillas

Últimamente nos venimos dedicando a la realización de muchos trabajos bricolaje. La renovación de muebles, pintar ventanas de madera y aluminio, incluso, hace ya algún tiempo le hemos dedicado nuestra atención a la realización de pequeños elementos decorativos. Hoy continuaremos con esta tendencia, y nos dedicaremos a renovar los asientos de las sillas. No diremos a tapizar, porque este es un trabajo más complejo, pero si a retocar las sillas para que se vean mejor.

En cuanto a las herramientas necesarias, aquí nos encontramos con la necesidad de contar con una pata de cabra de tapicero, un martillo, una grapadora de pistola, un cúter y tijeras.

En cuanto a los materiales, estos son: cinchas de goma o elásticas, gomaespuma de densidad media, tela o retor moreno, tela de tapizar, grapas de 6 milímetros de profundidad, pegamento de contacto, adhesivo especial para tejidos y pasamanería o tachuelas.



Con todo esto preparado, imaginarán que el primer paso es el de retirar el tapizado viejo, sacar las grapas o clavos con la pata de cabra y desechar el interior. Lo más probable es que tengamos que cambiar las cinchas, las cuales colocaremos grapadas de la misma forma que estaban colocadas las antiguas.

En cuanto a la gomaespuma, que incorporaremos para que sea agradable sentarse en la silla, la misma la colocaremos en con un cúter mojado en agua caliente, en la medida que necesitemos. Cuando realicemos este trabajo es importante redondear  los bordes y esquinas.

Una vez cortada la gomaespuma la colocaremos sobre las cinchas, pegándolas con pegamento de contacto. Luego la tapizaremos colocando la tela por encima, de forma bien tensa, clavándolas con grapas que se separarán entre si cada 3 cm. Cuando lleguemos a las esquinas tendremos que doblar las telas hacia adentro y cortar sus picos.

Una vez finalizada la tarea, a modo de darle un mejor acabado, podemos utilizar tachuelas para cubrir las grapas. También podemos utilizar pasamanería.

Antes de finalizar quisiera comentarles que existe una amplia gama de tejidos géneros prácticos, durables y fáciles de mantener para realizar el tapizado. Algunos de ellos son  los chenilles, otomanes o panamás, tejidos con texturas fuertes. Debemos saber que aquellos con características similares a la seda o satenes suelen absorber rápidamente las manchas, dejándolas muy visibles. Uno de los más recomendables es el lino, aunque en este caso el valor de costo suele ser más elevado que otros.

Fuente:  espacioliving
Foto: Sillas por Halliew en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...