Cambiar o restaurar molduras de un armario

No siempre es necesario restaurar o cambiar completamente el exterior de un mueble para conseguir un aspecto diferente. A veces, con un poco de ingenio, de manera muy sencilla, económica y rápida, también podemos lograr el objetivo. Una de las formas es cambiando o restaurando las molduras de un armario. Podemos cambiarlas, barnizarlas, pintarlas de un nuevo color, en fin, son muchas las alternativas que nos permitirán cambiar el aspecto del mueble sin la necesidad de mucho trabajo.

Cambiar o restaurar molduras

En muchas oportunidades nos hemos dedicado a restaurar muebles viejos, intentando que queden como nuevos, en busca de un mobiliario más atractivo para nuestros hogares. Hemos logrado, con un poco de maña y, sobre todo, muy poco gasto económico, revitalizar aquellos elementos viejos y dañados, logrando reutilizarlos cuando creíamos que tenían como destino la basura. Hemos aprendido a restaurar paso a paso la madera, a barnizarla, y muchas otras cosas más. De todos modos, si hay algo que es cierto, es que para la mayoría de estos trabajos hemos necesitado de tiempo, y de muebles en mal estado. Sin embargo, no siempre es así.

Muchas veces tenemos muebles que no están en muy mal estado, pero que sin embargo nos gustaría cambiarle el estilo para así lograr un cambio radical en nuestras habitaciones. A partir de esto, hoy quiero brindarles una linda alternativa.

Los armarios de nuestras habitaciones no suelen recibir muchos cambios con el correr de los años, creemos que puede ser una tarea dura y casi imposible, de hecho hasta decidimos el estilo del cuarto en base al armario que tenemos. Sin embargo, colocando molduras de un color diferente el armario puede modificar notablemente su aspecto exterior.



De esta forma, en busca de renovar el aspecto exterior de un armario, de forma sencilla, en poco tiempo y de manera económica, podemos optar por colocares unas decorativas molduras. En caso de que el mueble ya disponga de molduras, podemos en ese caso cambiarles el color.

En este ultimo caso, lo que debemos realizar para pintar las moldurar ya existentes es colocar cinta protectora alrededor de las molduras, y algún tipo de papel en el suelo para protegerlo de la pintura.

Para este trabajo lo ideal es utilizar pintura no acuosa, cuya características permitan un secado rápido. Para pintar utilizaremos un pincel fino.

  • Si no queremos pintar de un color diverso, podemos barnizar las molduras para darle mayor brillo que al resto del mueble.

En caso de que el armario o mueble no disponga de molduras y deseemos colocarlas, lo primero será trabajar sobre ellas antes de su colocación. Les aplicaremos una capa de tapaporos y dos de pintura. Más tarde, y una vez seco, colocaremos las molduras al mueble fijándola con cola de carpintero y clavos de punta perdida.

Si en cambio la idea es sustituir las ya existentes, para retirar las viejas podemos utilizar una espátula haciendo palanca (por supuesto, con mucho cuidado), o, en caso de no poder ya que han sido pegadas con cola, podemos intentar ablandar la misma con una pistola de aire caliente.

Fuente: Consumer
Foto: Molduras por goodmolding en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...