Cómo cuidar la madera

La madera es uno de los materiales “más vivos” que podemos encontrar en nuestro mobiliario cotidiano, y por eso precisa de un mantenimiento constante y especial.

Si paramos atención a los elementos que pueblan nuestras casas nos percataremos rápidamente que existe un material estrella presente en la mayoría de mobiliario que alcance nuestra vista. No hay duda de que la madera sigue siendo, tras años de reinado, la protagonista en la construcción de la gran mayoría de muebles de todos los hogares del mundo. Una materia indispensable para el interiorismo, con unas características únicas que la han hecho perdurar en la historia de la construcción, y además, una materia “viva”, ya que podemos disponer de ella gracias al regalo que nos ofrecen los millones de árboles que son talados constantemente para poder obtener tan preciado bien.

En parte por concienciación colectiva, y en gran medida por la necesidad de cuidar de un material tan expuesto a la degradación del tiempo, todos debemos reparar en la importancia de llevar a cabo tareas de mantenimiento de nuestros muebles de madera. Así pues, con un poco de paciencia y algunos consejos que os ofrecemos a continuación, podremos disfrutar de nuestras piezas hechas de madera mucho más tiempo. De esta manera, prevenimos los problemas que pueda sufrir y nos garantizamos la durabilidad de la madera evitando tener que renovarla más a menudo.

Primero de todo, cabe recordar que en el mercado existe una gran variedad de tratamientos con gran efectividad para cuidar de este material. Existen productos de todo tipo dedicados cada uno a alguna de las afecciones concretas que pueda sufrir la madera. Algunos de estos problemas pueden ser los hongos, el exceso de exposición al Sol, la humedad o los insectos, como las temidas carcomas o termitas.

Quizás el producto más conocido es el barniz, del cual existe un amplio abanico de gammas, con características y colores dispares. Hay unos con filtro UV, que protegen de las agresiones de la radiación solar. Estos barnices nos ayudarán a que la madera no se decolore.

Otras soluciones que nos servirán para alargar la vida de nuestras piezas de madera son las lacas, el aceite de lino o el de teka. Pero recordad que antes de usar ningún tratamiento es recomendable aplicar una capa de imprimación para que los resultados sean más óptimos.

Foto: Horia Varian

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...