Mosaicos para revestir las mesas

El revestimiento de mesas y muebles con mosaicos es una costumbre en distintos países africanos. Sin embargo nosotros también podemos hacerlo en nuestros hogares, de una manera sencilla y con pocos materiales. Una mesa vieja, un poco de cemento, baldosas que no utilicemos, y algunas herramientas es todo lo que necesitamos.

Mosaicos para revestir las mesas

Los mosaicos para revestir encimeras de mesas y muebles, son una técnica muy utilizada en los diferentes países del Norte de África, los cuales cuentan con culturas exóticas. Marruecos, por ejemplo, es uno de estos casos.

Como sucede en muchas oportunidades, estas costumbres provenientes de países con culturas diferentes suelen convertirse en tendencia, y de esa forma, cada vez es más común ver este tipo de decoración en los hogares occidentales.

Los mosaicos para revestir encimeras de mesas y muebles, son una muy buena alternativa para decorar las superficies de muebles y mesas, creando un mobiliario colorid, dinámico y resistentes para nuestros hogares.


Para poder realizar el trabajo podemos aprovechar una mesa que no utilicemos, colocarles unas buenas patas resistentes y un tablero de aglomerado hidrófugo. Si la mesa la utilizaremos para el exterior, en ese caso es mejor que sea con estructuras de metal, ya que estas aguantan bien la intemperie. Si en cambio es para el interior, la estructura basta con que sea resistente.

Además necesitaremos: tablero hidrófugo de 6-7 mm de grosor, mosaicos (teselas de gresite o baldosas viejas partidas en trozos), cemento-cola, listoncillos de madera o perfiles de metal, espátula, llana dentada, martillo y trapo.

Si vamos a utilizar baldosas viejas para realizar el mosaico, lo primero que debemos hacer es procurar que tengan el mismo grosor unas de otras, y que no tengan cemento en la parte de atrás. Para que estas baldosas nos queden en pedazos, debemos colocarlas dentro de un trapo grueso y darle unos golpecitos con el martillo.

Luego tomaremos el cemento-cola y lo mesclaremos con agua, aplicándolo sobre la superficie con la llana dentada. Finalmente iremos pegando los trozos de baldosa, buscando su buen encaje y la combinación de colores que más nos agrade.

Luego de esto tendremos que dejar secar el adhesivo durante 24 horas, para finalmente colocar los perfiles de metal alrededor de la mesa, los cuales irán atornillados en la parte inferior de la mesa.

El último paso del trabajo es el de aplicar cemento-cola sobre el mosaico para así llenar las juntas. Tendremos que extenderlo con la espátula y rellenar bien los huecos. Antes de que seque le eliminaremos los restos con una esponja mojada.  Este cemento podrá ser del color que prefiramos según nuestro diseño.

Fuente: Decoestilo

Foto: Mosaicos por Park Guell en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...