Study Cube para los amantes de la concentración

Trabaja y estudia en completo silencio y de forma totalmente concentrada gracias al diseño de Study Cube, un módulo de estudio que puede ser colocado de forma independiente en cualquier estancia del hogar.

study cube

Vuelta septiembre, vuelta el cole, vuelta los exámenes. Y es que esta temporada de trabajos escolares y evaluaciones no la llevan igual de bien todos los estudiantes y algunos necesitan una concentración mayor que les permita rendir al máximo para llevar adelante sus trabajos y sorprender con unas buenas notazas a los papis; una concentración que algunos no encuentran en su propia habitación y muchos deciden ir a la biblioteca, donde el silencio reinante y el entorno intelectual parece serles de mayor motivación que las cuatro paredes de su propio cuarto. Ahora puede que no haya que irse tan lejos para conseguir este espacio tan ideal para la concentración y el estudio. Ha llegado Study Cube a los hogares.

Si necesitábamos intimidad, privacidad, silencio, abstracción… Study Cube nos lo ofrece con un diseño muy básico como se muestra en la fotografía. Se trata de un pequeño cubículo de madera independiente, muy parecido a lo que entendemos como armario, y cuyas puertas dan acceso a un reducido espacio destinado exclusivamente al trabajo. Por ello, lo único que encontraremos en su interior es una mesa, una silla, un foco de luz y unas cuantas estanterías para organizar nuestro material: lo imprescindible para trabajar o estudiar. Además, en la puerta encontraremos por la cara interior una pizarra idónea para hacer anotaciones importantes. Study Cube se convierte así en una diminuta sala de estudio donde la concentración está más que asegurada.

Puede que resulte algo claustrofóbico meterse en ese cubo de madera durante horas mientras devoramos libros y apuntes de clase, pero posiblemente ésta sea la única manera de centrarnos completamente en lo que estamos haciendo en cada momento. Si en casa no disponemos de ninguna estancia preparada como zona de trabajo independiente y aislada, Study Cube es la solución más sencilla para suplir esta necesidad. Es cierto que los diseñadores podrían haberse esmerado un poquito más en los aspectos estéticos, pero como ésta vez el objetivo primero no era sorprender a nadie, sino ser de utilidad, parece ser que ellos han pasado por alto este detalle y nosotros no nos queda otra que hacer la vista gorda. Un estilo simplón que, a pesar de todo, es fácil de personalizar y de adaptar a cualquier tipo de ambiente. Por un precio de 2.000 dólares, este módulo de estudio puede ser tuyo. Todo sea por la educación de nuestros hijos.

Fuente: Likecool.com
Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...