Tapar clavos o tornillos en la madera

Demasiado lindos son los muebles de madera para que un tornillo o clavo opaque su acabado. Muchas veces, para la unión de una pieza de madera con otra se utilizan clavos o tornillos. Si estos no son ocultados, el acabado del mueble puede perder su atractivo. Para que esto no nos suceda, a continuación desarrollaremos dos técnicas interesantes y sencillas para solucionar el problema. Esta son, las virutas de madera o la masilla tapa agujeros.

Tapar clavos o tornillos en la madera

La historia es la siguiente. No hace muchos días atrás terminamos de mudarnos a una nueva casa. No es que con mi pareja tengamos mucho dinero y podamos cambiar de casa constantemente. Digo esto porque poco tiempo atrás ya les he contado de otra mudanza. La verdad es que por cuestiones laborales viajamos mucho, a diferentes partes del mundo. En fin, en esta última mudanza, una de las cosas que más me ha llamado la atención de nuestro nuevo hogar, es que en la mayoría de los muebles, los clavos que se utilizaron para unir las piezas de madera se dejan ver, opacando el acabado del mobiliario.

A partir de ello pensé inmediatamente: ¿por qué no escribir un post enseñando cómo hacer para tapar los clavos? Y bueno, aquí me tienen.

La idea es que cuando utilizamos clavos para unir piezas de madera, estos queden integrados en el mueble, de forma tal que no se puedan observar. No solo por el aspecto estético, muy importante de por cierto, sino también por una cuestión de seguridad.



Para tapar estos clavos, pequeñas virutas de madera o masilla tapa agujeros pueden significar una gran solución para dicho problema.

En el caso de la masilla tapa agujeros, luego de introducir el clavo por completo en la superficie, nos quedará un pequeño agujero que puede ser tapado con masilla especial, la cual podemos crear con una mezcla de serrín y cola de carpintero.

Otra forma de conseguir la masa es con la mezcla de papel de periódico o de cocina con un poco de agua caliente hasta que se adquiera una consistencia pastosa, y finalmente un poco de cola par empapelar.

Una vez que decidamos de qué forma realizar la masa y la hayamos colocado en el pequeño agujero, el siguiente paso será el de lijar la masa para que su superficie no esté rugosa y quede similar a la de la madera.

Con este paso realizado, lo siguiente será pintar la zona para que no quede solamente igual a la madera en tacto, sino que también en aspecto.

Por otro lado, en relación a las virutas de madera, esta es una alternativa a las masillas.

Tendremos que levantar una pequeña viruta de madera con la ayuda de una gubia o un formón, con cuidado de no llegar a cortarla por completo, en la zona donde se va a introducir el clavo o tornillo. Una vez colocado algunos de ellos, lo ocultaremos con la viruta, la cual tendremos que encolar para que vuelva a su posición original.

Fuente: Consumer

Foto: Mueble de madera por Vintage_and_chic en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...