Sí se puede calentar tu casa por menos este invierno

El gasto de energía es uno de los principales problemas del hogar en invierno. Hoy te damos unas pautas fáciles para reducirlo.

calentar la casa

El gasto de energía del hogar se dispara durante el invierno. Sobre todo en aquellos lugares en los que las frías temperaturas son algo habitual, o en las que la humedad hace que la sensación térmica sea realmente baja. Sin embargo, hay algunos trucos bastante fáciles de poner en marcha que pueden convertirse en tus verdaderos aliados a la hora de ahorrar dinero. Al fin y al cabo, se trata de un ahorro importante para tu salud financiera, y también para el medio ambiente. ¿Quieres que el 2017 sea un mejor año en cuanto al consumo energético de tu hogar?

Es verdad que muchas de las viviendas nuevas apuestan por incorporar innovaciones que permiten el uso de las energías renovables rebajando considerablemente el gasto total. Sin embargo, no hace falta tener una casa de este tipo para conseguir reducir la factura de la luz o del gas. Hoy vamos a darte algunos consejos prácticos para hacerlo en esas casas de toda la vida. Incluso si tienes aparatos un tanto anticuados de esos que el consumo de energía es realmente elevado. ¡Vamos a verlo a continuación!

Los trucos para ahorrar que hay que recordar en 2017

  • Puertas y ventanas bien cerradas: parece muy obvio, pero te aseguro que en más de una ocasión se te olvida. Por eso es importante revisar bien las puertas y las ventanas, así como cerrar aquellas de las habitaciones en las que te encuentras más a menudo. Por ejemplo, si te reúnes con tu familia en el salón, será importante realmente mantener esa puerta cerrada. La calefacción, junto con el calor humano harán posible que el ambiente sea mucho más confortable gastando menos.
  • Airear las habitaciones en los momentos adecuados: uno de los errores más frecuentes que cometemos en invierno es airear la casa a horas poco adecuadas. Eso hace que se escape todo el calor y que entre el frío del exterior. Un buen truco pasa por cambiar los horarios, y elegir aquellos en los que haya una temperatura más agradable fuera de casa. Una buena opción sería cambiar la costumbre de abrirlo todo por la mañana, y pasar a hacerlo al mediodía, o justo después de comer. Además, en contra de lo que se piensa popularmente, con 10 minutos es más que suficiente para que el aire se renueve. Más tiempo implica perder el calor de la casa.
  • Mantener una temperatura adecuada en la casa: poner la calefacción al máximo durante un tiempo no ayudará a crear un ambiente agradable en casa y, lo que quizás es peor, supondrá un aumento importante de la factura de tu hogar. Lo mejor es elegir una temperatura adecuada, y considerar que para estar cómodo en casa no es necesario poder pasearte en invierno en manga corta.
  • Apagar la calefacción al irse a dormir: si eres muy friolero, puedes colocar un temporizador para que se apague, por ejemplo, una hora después. Sin embargo, mantener el calor toda la noche es un gasto realmente innecesario que hay que evitar como sea.

Otros trucos muy útiles para mantener la casa caliente

  • Apostar por la tecnología: la tecnología puede convertirse en un gran aliado para la optimización del gasto en calefacción. Lo cierto es que con tan solo un control de la temperatura desde el móvil podrías tener la casa caldeada cuando llegues, y apagarla al irte a dormir o colocar un temporizador para que se apague poco después. Son accesorios que cada vez tienen un precio más accesible y que te permiten invertir en el ahorro energético mejorando notablemente el confort de tu hogar.
  • Radiadores que dan a una pared exterior: con los radiadores que dan a las paredes exteriores hay que tener especial cuidado. De hecho, gran parte del calor que emiten se escapa, haciéndote gastar energía de manera innecesaria. ¿Tiene solución? Pues sí. Lo ideal es colocar por detrás una lámina de aluminio que haga que ese calor se refleje y se distribuya por el interior de la casa.
  • Burletes y accesorios para evitar que se te escape el calor: otra de las cosas que no tenemos en cuenta son los huecos de puertas y ventanas. Apostar por burletes y accesorios que los cubran es realmente importante para mantener una temperatura constante en la casa sin que se note en la factura de la luz. Y, sobre todo, sin que suponga perder energía.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...