Cerámicas que abrazan y atrapan

Descubre la colección original de piezas de cerámica que ha diseñado Roger Coll: tazas, recipientes y moldes que presentan brazos y hasta piernas, inspirándose en todo tipo de elementos.

ceramica

Si estáis pensando completar vuestra vajilla con alguna colección de tazas o recipientes de cerámica para el hogar, tenéis que descubrir lo nuevo de Krasznai. Se trata de un estudio de diseño reciente e innovador tras el que se esconde la mano artística de Roger Coll. Este diseñador empezó personificando sus creaciones artesanales, otorgando a sus tazas y cuencos unos brazos muy divertidos como si realmente tuvieran vida propia, y poco a poco se ha ido ganando cierta reputación en la red gracias a este añadido tan curioso. Son creaciones propias que no presentan rostro, ni ningún otro signo de vida que no sea el de las extremidades: dos brazos rechonchos colocados en diferentes posiciones y, en algún que otro diseño, también hallamos dos piernas.

Os animo a mirad todas las creaciones de este artista en su página web porque merece mucho la pena, aunque solo sea por ver cómo despiertan una sonrisa en nosotros. Las cerámicas están dispuestas de tal modo que parecen estar a punto de abrazarnos, o en posiciones graciosas que simulan estar reteniendo lo que contienen. Me encanta especialmente el recipiente alargado que puede servirnos para colocar bollería, dulces o incluso de molde para una torta de coca, porque parece haberse caído hacia atrás y estar pataleando sobre la mesa. ¿Lo adivináis? ¡Está inspirado en un bebé! Original y enternecedor.

Igual de originales son el resto de sus creaciones, desde tazas para el café y tazones para los cereales y la leche, como recipientes que imitan a las cajas de leche y que podemos rellenar nosotros mismos. Todas estas invenciones están hechas con cerámica y tienen en común ese color blanco tan característico en nuestras vajillas que nos permitirá combinar perfectamente con el resto de la decoración.

Roger Coll se instala en Barcelona y desde allí nos muestra todas estas pequeñas obras de arte artesanales, capaces de hacernos sonreír. Piezas trabajadas a mano en las que puede verse el cariño de este gran ceramista. La idea le surgió al encontrarse un brazo de juguete en mitad de la arena de una playa portuguesa. Desde entonces pensó que podía dotar de extremidades a sus obras de cerámica y así nos llegan ahora todas sus ingeniosas creaciones. ¿Qué decís? ¿Os dejáis abrazar por ellas?

FOTOS: krasznai.co.uk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...