Elegir el suelo para nuestra terraza

Al momento de elegir el piso para nuestra terraza debemos saber que los pavimentos se separan en aquellos sintéticos y aquellos naturales. Dentro de los naturales existen muchas variantes, madera, piedra, cerámica, etc., mientras que los sintéticos, con materiales más económicos, intentan imitar a cada uno de ellos.

Elegir el suelo para nuestra terraza

Si bien todos aquellos que vivan de la Línea del Ecuador hacia abajo no querrán saber nada con modificar la terraza en estos momentos del año en el que las altas temperaturas se hacen presentes y este espacio del hogar es un pequeño oasis donde refrescarse, aquellos que habitan del Ecuador hacia arriba seguramente tendrán más ganas, con el objetivo preparar la terraza para aquellos momentos en el que la situación se invierta. Así que debemos decir que este post irá dedicado a todos nuestros lectores que habitan en la zona posterior del planisferio.

Esto es así porque nos dedicaremos a conocer los tipos de pavimentos que podemos utilizar para revestir nuestras terrazas, para así poder elegir aquel que se adecue más a nuestras necesidades.

Lo primero que hay que destacar es que los revestimientos se dividen en dos tipos, aquellos naturales y aquellos sintéticos.

Pisos naturales

Piedra. Este tipo de piso se caracteriza por su resistencia a los cambios climáticos y el paso del tiempo. Suelen ser de fácil limpieza y mantenimiento y  se combinan con muchos colores en las paredes.

Cerámica. La cerámica es un material resistente, capaz de soportar los ataques del sol, la lluvia y la nieve. Algunos de sus beneficios son su bajo costo y variedad de estilos y diseños.

Madera. La madera es uno de los materiales más clásicos. Su elegancia lo transforma en uno de los más elegidos. Sin embargo debemos tener en cuenta que no podemos utilizar cualquier tipo de madera, sino aquellas especificas para exteriores, ya que cuentan con características que le permiten soportar un poco más los daños producidos por el exterior.

Pisos sintéticos

Estos tipos de pisos se caracterizan por imitar los materiales que hemos detallado anteriormente. En la mayoría de los casos están hechos en gres, otro material que imita a la perfección el acabado de los anteriores. Entre sus ventajas nos encontramos con que son muy sencillos de instalar, como así también de limpiar. Suelen ser económicos y muy duraderos. Realmente son una buena opción para el que no quiere gastar mucho dinero.

De todos modos, no debemos olvidar que fuera cual fuese el tipo de material que elijamos, ya sea natural o sintético, la terraza debe ir acompañada de una buena decoración, la cual incluye los colores justos en las paredes. Además, otra cosa importante es el tipo de iluminación con la que cuenta la terraza, la cual también será determinante para seleccionar el tipo de pavimento adecuado.

Fuente: Decorailumina
Foto: Terraza por El bureu de Lorena

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...