7 tips para mantener tu hogar cálido sin calefacción

A continuación te presentamos algunos tips que te ayudarán a calentar tu casa en invierno.

7 secretos para que haya calor en tu hogar

En plena época del frío, llegó el momento de desempolvar las estufas y acondicionar los radiadores para protegernos de estas bajas temperaturas. Es importante mantener el adecuado calor de nuestro hogar.

Esto con el fin de evitar cualquier tipo de enfermedad a la que estemos expuestos por las bajas temperaturas.

Sabemos que las facturas de luz y gas aumentan considerablemente en estas épocas debido al uso de la calefacción.

Por eso queremos en lo posible disminuir los costos de estas con métodos alternativos.

Existen distintas maneras de disfrutar de un hogar más cálido sin la necesidad de requerir la calefacción. Estas son alternativas muy útiles si queremos que nuestra factura de luz o de gas no nos salga tan alta.

1.Usa cortinas térmicas

Estas son unas cortinas aislantes de temperatura que funcionan gracias a la tela gruesa que poseen.

Para que sean efectivas, se necesita que cuenten con dos aspectos: que la tela sea gruesa y que el tamaño de ella supere a las medidas de la ventana.

Otra recomendación para que estas aporten un óptimo funcionamiento es que la tela forme varios pliegues, para garantizar que el frío quede atrapado entre ellos. Esta opción es una forma de economizar nuestros gastos ya que no generan un alto costo.

Recomendamos que estas cortinas se abran durante el día, para permitir una entrada de luz y calor natural. Durante la noche debes cerrarlas para obstruir el paso del frío. Estas cortinas también tienen la función de aislar el calor.

Por eso, cuando llegue el verano, no es necesario que te deshagas de ellas y así mantendrás la estética de tu salón.

2.Ventilación apropiada

La ventilación diaria de nuestro hogar es necesaria para garantizar un espacio libre de sustancias nocivas, como lo es el dióxido de carbono.

De esta forma también liberamos las toxinas que están acumuladas en nuestras salas y habitaciones.

Durante esta época se requiere abrir las ventas al menos durante 15 minutos, y debes hacerlo en las horas en la que haya más luz solar. Esto para retener el calor y aprovechar los rayos del sol.

Además de proporcionar una mejor ventilación, abrir las ventanas nos trae otros beneficios.

De no hacerlo, existe una alta probabilidad que se aumenten los gases tóxicos liberados por distintos objetos, como los productos de limpieza.

También se produce la proliferación del moho debido a la humedad, consecuencia del aire seco que se encuentra en el área, y genera un incremento de posibilidad de contraer algún tipo de alergia.

3.Uso de la madera

El uso de la madera en nuestros hogares trae consecuencias positivas, aún más cuando la época de invierno se acerca.

Algunas personas asocian la madera para las ventanas, muebles, suelos y zócalos con un lugar rural y antiguo. Sin embargo, esta creencia olvida por completo la practicidad de este elemento.

Para que la madera esté en óptimas condiciones, es necesario que antes de ser instalada en nuestros hogares haya pasado por los tratamientos que permitan mejorar su resistencia y durabilidad, y aquellos especiales para combatir la humedad.

Si ella tiene un tratamiento adecuado, además de lograr absorber la humedad que se encuentre en el entorno, será un excelente aislante térmico, haciendo el lugar más fresco en verano y más cálido en invierno.

4.Limita el calor

La simple acción de cerrar las puertas de cada habitación para tratar que el calor se concentre en una sola área es una buena opción a la hora de permanecer en estos espacios.

De esta forma evitaremos que circule el aire frío por toda la casa, generando que en los pequeños espacios se produzca un aumento considerable de la temperatura.

Este trabajo será difícil de realizar si en el lugar en que te encuentras existen ventanas.

Por eso es importante asegurarse de que estén bien cerradas con el seguro incluido, de esta forma evitas que una fuerte ventisca abra las ventanas.

5.Usa cinta aislante

La cinta aislante es un objeto con adhesivo en unas de sus caras, cuyo principal objetivo es arropar los empalmes de los conductores de electricidad. Sin embargo, sirve para muchas otras funciones.

Durante las épocas del frío la cinta aislante es tu gran aliado. A pesar de parecer una solución un poco rudimentaria, los efectos que produce traen consecuencias positivas para la obstrucción del frío.

En nuestras habitaciones encontramos ventanas, rendijas y puertas que contienen fisuras que permite el paso del aire frío. Haz uso de la cinta aislante y colócala en estos espacios, de esta manera evitarás que la corriente de aire entre por ellos.

6.Aprovecha cualquier circunstancia

Cuando estamos en estas épocas de mucho frío, nuestro mayor deseo es sentir calor, por eso tratamos de aprovecharlo en lo más posible cada vez que se presente una fuente lo emane.

Este es el caso cuando estamos cocinando, durante este proceso el calor que desprende la cocina, el lavavajillas, incluso el horno es satisfactorio, ya que aumenta la temperatura de la cocina, generado un ambiente más cálido.

7.Usa tu decoración a favor

Los cuadros y las alfombras también son buenos aliados en estos tiempos, aunque no aíslan del todo el frío, ayudan a subir un poco la temperatura del área.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...