Averías que puede tener tu caldera y que debes reparar

La caldera resulta indispensable para nuestro hogar por eso debes mantenerla siempre en buen estado

Repara las averías que tiene tu calder y no te has enterado

La caldera es un elemento indispensable en la casa: nos proporciona agua caliente durante todo el año y conserva una temperatura cálida en invierno. Por si solos, ya son porqués suficientes para asegurarse de mantenerla en buen estado, pero no son los únicos.

Tener una instalación de gas mala podría terminar en una situación de alto riesgo. Por eso, la Ley fija que es obligatorio efectuar una revisión de la caldera cada 2 años y una verificación de la instalación cada 5 años. No obstante, los expertos  en calderas aconsejan ser incluso más cuidadosos y hacer una revisión por año.

Averías en la caldera de tu casa

A pesar de todo este control periódico, es habitual que surjan averías en la marcha de la caldera y de los sistemas de calefacción.

Tanto es así que, según el último estudio de Multihelpers, la plataforma en línea más rápida en la búsqueda de profesionales para mejorar y reparar tu casa, la reparación de la calefacción se ubica entre los servicios más solicitados.

Las incidencias afines con la caldera suelen conseguirse entre las principales quejas de los inquilinos de los hogares de alquiler. Para garantizar la habitabilidad y el bienestar de sus arrendatarios, los propietarios y los facility managers, poseen la obligación de repararlas rápida y eficazmente.

Con este fin, muchos cuentan con la asistencia de empresas dedicadas a sus arreglos, que ayudan con expertos en este tipo de arreglos, capaces de componer cualquier acaecimiento con calderas de manera rápida y efectiva.

1 – No hay llama en la caldera

A veces puede pasar que la llama de la caldera no encienda, este tipo de averías de encendido son muy comunes y pueden ser originados por distintas causas.

Es factible que la electricidad o el gas no lleguen hasta el aparato, puesto a algún problema en el circuito o a la interrupción de la conexión de la electricidad o que la sonda de temperatura del agua o el fluxómetro estén estropeados o sucios.

2 – La calefacción posee ruidos extraños

La calefacción origina ruidos extraños cuando se encuentra en funcionamiento, estos ruidos pueden ocasionarse por distintos motivos: sedimentación y fuerte combustión por concentración de gases, entre otros.

Pero el más habitual suele ser la presencia de aire dentro del circuito que enlaza la caldera con los radiadores del domicilio.

3 – Cambios en la temperatura del agua

Las bajadas y subidas de temperatura del agua de la ducha de forma involuntaria o la ausencia de calor en los radiadores cuando la calefacción está encendida pueden ser indicadores de que la sonda de temperatura esté deteriorada o fuera de rango.

Las averías de las calderas son realmente preocupantes, y debe ser reparadas lo más pronto posible, por eso lo mejor es que cuentes con el personal capacitado para ello.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...