Claves para controlar el consumo energético en otoño

El otoño comienza a instalarse y las variaciones de temperatura ya son un hecho. Frente a esto, y para optimizar la eficiencia energética de la vivienda, uno debe aprender a “jugar” con las temperaturas. Las ventanas, las puertas y los climatizadores son nuestros aliados en este juego.

Consumo energetico responsable

El verano se ha ido y los días con temperaturas más bajas comienzan a sentirse. Sin llegar a las temperaturas propias del invierno, el otoño traer consigo días de frío y días más templados. Con lo cual, uno debe estar atento a la temperatura interior y exterior de la vivienda para que no haya una gran diferencia entre ellas.

Para que tengan una idea, en otoño el baremo de la temperatura está entre los 19 y 21º C o 15 y 17 º C para dormir. Y una diferencia superior a 12º C entre interior y exterior del hogar no es conveniente por varias razones, entre las cuales podemos mencionar a la salud y al gasto energético.

Según explica Repsol, las variaciones de temperatura durante el otoño a veces pueden ocurrir en cuestión de horas, lo cual es un problema para la eficiencia energética de la vivienda. Problema éste que se acentúa porque uno no sabe si fuera de la casa hace mucho frío o no, por lo tanto no sabe si debe desconectar el aire acondicionado o si debe dar inicio a la calefacción.

Una de las claves para contrarrestar este panorama es jugar con las temperaturas, de modo de optimizar el consumo energético. Si los días siguen siendo templados, lo mejor es recurrir al ventilador, y no al aire acondicionado. Por el contrario, si comienza a hacer más frío, antes de enchufar la calefacción, es recomendable cerciorarse que las ventanas y puertas cierren bien, de forma de impedir las entradas de aire exterior.

Así, verificando y “jugando” con las ventanas, puertas y climatizadores, se puede ser un consumidor más responsable y ahorrar energía, lo cual será un buen regalo para la economía familiar.

Por último, cabe aclarar una cuestión importante. Tal como dijimos al inicio del artículo, que haya una diferencia superior a 12º C entre la temperatura interior y exterior de la vivienda no es saludable. Y si es así, lo mejor sí será encender la calefacción.

Vía | 20 Minutos
Foto | Cristian Santana B

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...