Cuidado: el aire acondicionado no es la panacea del verano

El 20% de constipados en verano es debido a un uso intensivo o incorrecto del aire acondicionado en el hogar, ¡descubre por qué y cómo evitarlo!

calor

Hace calor y pese a todos los trucos para dormir bien en verano, todos sentimos la tentación terrible de encender el aire acondicionado y dejar que ese cacharrito de la pared haga su milagro en unos pocos minutos y refresque la habitación o la casa entera. Las ventajas del aire acondicionado en el hogar las conocemos bien, pero ¿qué hay de los inconvenientes? Si somos de los que hacemos oídos sordos a lo que no nos interesa… puede que los siguientes datos despierten tu curiosidad.

Por ejemplo, ¿sabías que el 20% de resfriados en verano son debidos al uso excesivo o indebido del aire acondicionado? También un mal uso del mismo puede provocar otras pequeñas lesiones como irritaciones en los ojos y en la piel, afonías, faringitis y lumbalgias. Son datos que se recogen año tras año en diferentes estudios y que demuestran que el frío y la calidad del aire son dos factores importantes que repercuten en la salud del ser humano. Lo recomendado por los expertos es mantener una temperatura en torno a los 25º, aunque también hay otros factores que pueden potenciar la aparición de un resfriado como por ejemplo la sequedad, la calidad y la velocidad del aire.

Si te estás preguntando cómo puede llegar a producirse sequedad en el ambiente, la explicación es sencilla: el funcionamiento del aire acondicionado absorbe la humedad del aire y esto provoca que se reseque el aire por debajo del 30%. Esto puede llegar a ser un problema si se da de forma continuada ya que paralelamente nos produciría sequedad en las mucosas nasales y otras vías aéreas, y al mismo tiempo esto nos hace más vulnerables a determinadas infecciones vinculadas a la respiración como rinitis, faringitis, laringitis, bronquitis, dermatitis, dolor de cabeza e incluso neumonías.

Como decía, la temperatura idea está fijada entre los 23 y los 26 grados, ya que con esta regulación, estaremos manteniendo la humedad del ambiente entre el 45 y el 65%, evitando los anteriores problemas de salud. Con todo, es importante no abusar del aire acondicionado pues un uso continuado del mismo aun estando fijado a temperatura adecuada puede provocarnos resfriados y dolor de cabeza, especialmente al salir a la calle o pasar de un ambiente natural a uno refrescado por aire acondicionado. Ya lo veis, lo mejor para dormir bien en verano es combinar distintos métodos de refrescamiento para el verano: duchas frías, abanicos y tragos de bebidas refrescantes.

FOTO: bark

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...