Diferentes tipos de chimeneas

Las chimeneas pueden ser de leña, con fuego cerrado, de gas y eléctricas. Cada una de ellas presenta algunas particularidades precisas, siendo bueno conocer estos aspectos para poder tomar una correcta decisión al momento de optar por uno u otro modelo.

Chimeneas: decoran y brindan calor

Con el frío a cuestas las chimeneas cobran protagonismo. Son una buena forma de climatizar las viviendas y, a la vez, decorar el ambiente en donde estén, dado que las formas y materiales de las mismas vienen cada vez más con mejores detalles decorativos.

Quien este por colocar una chimenea en el hogar, lo primero que debe saber es que existen diferentes tipos, por ello es recomendable interiorizar en cada uno de los modelos antes de tomar una decisión. Conozcámoslos.

Chimenea de leña: Es el modelo más tradicional de chimenea y el preferido de las casas rurales. Funciona con carbón o leña y ofrece una buena distribución del calor por todos los ambientes del hogar. Para instalar este tipo de chimenea es necesario contar con una licencia de obras, siendo esencial que tenga una salida de humo habilitada. Estas chimeneas son ecológicas y no contaminan.

Chimeneas con fuego cerrado: Esta alternativa es más segura que la anterior y posee un mejor rendimiento térmico. Suele tener una puerta de vidrio, a través de la cual se ve el fuego encendido, que impide la salida del calor. También incluye un regulador de llama para controlar la intensidad del fuego. Se debe tener en cuenta que mientras el fuego está encendido no se puede tocar la puerta de vidrio, dado que tiene una elevada temperatura. Si en la vivienda hay niños, quizás no sea la mejor opción de chimenea a colocar.

Chimeneas de gas: La instalación y mantenimiento de este tipo de chimeneas es más simple que las anteriores, y no ensucia tanto como la chimenea que utiliza leña o carbón. Su funcionamiento es con gas butano o propano, y brinda una eficiencia de calefacción en torno al 80 por ciento. Un aspecto a tener en cuenta es que es necesario tener una salida de humo al exterior, sin ser necesario empotrar la chimenea en la pared. Además, se sugiere proteger la pared ante un posible calentamiento, para lo cual se puede proceder a colocar, entre la chimenea y la pared, un panel aislante. La instalación eléctrica no debe estar cerca de la chimenea.

Chimeneas eléctricas: Son por excelencia los modelos más sencillos de instalar; sólo es necesario tener cerca una toma de red. También cuenta con la ventaja de que se puede regular la intensidad del calor, y cuenta con simuladores de llamas e incluso algunos vienen con mando a distancia. Estos modelos de chimeneas se pueden instalar en cualquier parte del ambiente, siendo recomendable no instalarlas directamente sobre el suelo evitando que se estropee por el calor, sobre todo si el suelo es de parquet.

¿Qué tipo de chimenea prefieren ustedes?

Vía | Fotocasa
Foto | Gianfrancopetrella

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...