Tipos de calefacción

¿ Conoces los sistemas de calefacción que existen para calentar tu casa? Si quieres elegir el más adecuado, el siguiente artículo puede ayudarte

tipos calefaccion

La calefacción en casa es algo imprescindible cuando llega el invierno, y las bajas temperaturas se apoderan de nuestras vidas. Existen muchos tipos de calefacción, pero debemos buscar el más adecuado para nuestra vivienda. Elegir uno u otro va a depender de la zona dónde vivas, del tamaño de la casa o piso, del aislamiento que tengas, del número de habitaciones y del número de personas que vivan en la casa. ¿Parece algo complejo, verdad? Es que en realidad lo es mucho más de lo que te planteas habitualmente. Sin embargo, te dejas llevar por algunos consejos que no siempre se adecuan a tu situación y la decisión puede terminar no siendo la más acertada.

Cuando se hace referencia a los tipos de calefacción, se está describiendo la fuente de energía que utilizan: biomasa, geotérmica, solar, eléctrica y gas. Aunque también se puede estar identificando el aparato del cual obtenemos calor: bomba de aire, suelo radiante, eléctrica por acumuladores, eléctrica por convectores, emisores termoeléctricos y calderas por radiadores de agua. ¿Te has hecho un lío? No te preocupes, en las siguientes líneas vamos a poner en claro todo lo que necesitas saber sobre los tipos de calefacción.

Tipos de calefacción del actual mercado

Gas

Es el tipo de energía que más se usa en las viviendas españolas. Se usa para cocinar, para producir agua caliente y para calefacción. Es una energía limpia y se puede elegir entre tres tipos: gas natural, gasoleo o gas propano. El gas natural es muy cómodo  porque no tienes que preocuparte por su almacenamiento si se vive en una gran ciudad porque sino no tienes acceso a él. El gasoleo C se almacena en tanques dentro de casa. Es más contaminante y más engorrosos pero es muy adecuado para calentar casas grandes. El gas propano tiene una potencia calorífica superior al gas cuidad y es adecuado para calentar todo tipo de hogares. Se puede almacenar en grandes tanques en el exterior de casa o en botellas similares a las de butano. Todos estos sistemas necesitan radiadores para propagar el calor por toda la casa.

Calefacción eléctrica por acumulación

Su instalación es muy sencilla. La electricidad se convierte en calor debido a unas resistencias que se encuentran dentro del radiador. La energía eléctrica para producir calor es limpia y no produce gases contaminantes. Su instalación es mucho más barata que la instalación de un sistema de gas, pero tiene el inconveniente que la tarifa eléctrica es costosa.

Calefacción eléctrica por convectores

En este sistema, la electricidad calienta unas resistencias que se encargan de calentar el aire que está dentro del aparato eléctrico. Su instalación no necesita obras pero resulta costosa a la hora de pagar la factura de la luz

Emisores termoeléctricos

Son radiadores de aceite. El calor se transmite por un aceite térmico que se calienta mediante una resistencia eléctrica cubierta de acero. Cada radiador es independiente y se puede enchufar en cualquier lugar de la casa. Los aparatos llevan incorporado un programador para ahorrar energía. La gran desventaja es que si la casa es grande vas a necesitar más potencia de luz.

Caldera con radiadores de agua

Es el sistema más utilizado en España. El calor se produce por la quema de gas natural, gasoleo o propano que se quema en una caldera y calienta el agua que se encuentra en los radiadores conectados unos a otros y a la caldera.

Suelo radiante

Este es un sistema de calefacción muy confortable pero tiene el inconveniente de que es necesario levantar todo el suelo de la casa para instalarlo. Consiste en la instalación de cables eléctricos o tuberías de agua ocultos en el suelo que desprenden calor hacia arriba calentando el suelo y la casa.

Bomba de calor

Con este sistema tienes calefacción en invierno y aire acondicionado en verano en un mismo aparato. Es recomendable en climas cálidos con inviernos suaves. Su desventaja es el ruido del ventilador y el elevado precio de la instalación de la bomba de calor por conductos.

Como ves, la variedad de sistemas de calefacción del mercado es realmente importante. Si no sabes cuál puede ser mejor para ti, te recomiendo que lo consultes con un especialista. Generalmente, las empresas instaladoras tienen un departamento de atención al cliente que te puede asesorar sobre la inversión y los costes finales de cada caso.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...