35 años con Espetec

Casa Tarradellas sigue conquistando los paladares de las familias españolas con su famoso fuet, de la mañana a la noche, del desayuno a la cena… ¡no puede durar más de un día en la cocina!

Trocito a trocito… de corte en corte. Sobre una tabla de madera o sobre un trapo. Con un cuchillo de cocina o un cuchillo de sierra, da igual. Nadie se resiste a la tentación de probar una rodaja de Espetec. El famoso “fuet” de Casa Tarradellas sigue conquistando los paladares de todos los hogares y en tiempo récord.

Ahora la firma celebra sus más de 35 años éxitos de vida destacando la fugacidad de su existencia en la cocina: el niño que picotea un trozo para almorzar, la cocinera que no puede resistirse a la tentación, el abuelo que entra a beber agua y de paso se lleva un regalo al paladar, el padre que a escondidas quiere matar el hambre… no importa si es por la mañana, por la tarde o por la noche, cualquier momento es bueno para llevarse un trozo a la boca. Y así… no hay Espetec que dure un día entero en casa.

El vídeo de la campaña refleja con un gesto divertido esta realidad que se vive en cada hogar en torno al famoso fuet de Casa Tarradellas, como la mamá o ama de casa lucha por mantenerlo intacto durante toda la semana y basta que se descuide para que se quede sin probarlo. Será porque en 35 años que lleva acompañándonos, Espetec no ha renunciado a su auténtico sabor. No importa lo grande que sea, taquito a taquito desaparece horas después de llegar a casa, a bocado limpio o entre pan. La calidad y el sabor de este producto lo ha convertido en una de las compras indispensables de las familias españolas. Un “snack” natural que sus más fieles consideran el tentempié perfecto para cualquier momento del día y del año.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...