Ideas perfectas para elegir el tono adecuado para tu cocina pequeña

Si bien el blanco es el tono idóneo para los espacios reducidos, hay otras alternativas que logran dar el mismo efecto de amplitud. Estas son las más recomendadas por los especialistas.

¿Tienes una cocina pequeña? Este es el color que debes elegir

Fuente: espaciohogar.com en Pinterest

En la cocina se mezclan sabores, aromas, abrazos y buenas conversaciones. Niños y adultos se reúnen allí no sólo para comer. También para charlar, jugar, hacer los deberes y disfrutar de un rico bizcochón o una deliciosa taza de café. No es un salón más, es un punto de encuentro, y como tal debe decorarse. Pero qué ocurre cuando el espacio se torna pequeño. Hay que cambiar los colores.

Una buena elección de tonos realzará la ambientación, pero además hará lucir la estancia más amplia de lo que es. Está claro que en las habitaciones reducidas no se pueden incluir matices oscuros,  pero aún con este dato, a veces cuesta seleccionar los más adecuados. Si es tu caso, quizás debas prestar atención a estas ideas para seleccionar el color perfecto para tu cocina pequeña. 

Calidez y luminosidad con tonos claros

Cuando el trecho entre los gabinetes y los muebles es limitado, lo conveniente es emplear colores claros o neutros. Y aunque el blanco siempre suele ser la primera opción, hay otras que aportan la misma sensación de amplitud.

Tonos como el gris, el azul celeste, el amarillo pálido, el verde agua y el beige funcionan bien en las paredes. Incluso se pueden combinar entre ellos para lograr un aspecto más cálido 7/0 moderno.

Si son muy opacos para tu gusto, puedes complementar con pequeños accesorios que llamen la atención. Unas flores, un jarrón, un bonito mantel o cualquier otro elemento que cree contraste y sume un poco de vitalidad.

Los tonos más demandados para cocinas pequeñas

El azul regala paz y tranquilidad, quizás porque evoca el color del mar. Este color frío destaca en los muebles y hará que la habitación se vea fresca, limpia y con mucho carácter. Lo mejor es mezclar con blanco para crear una atmósfera más vanguardista. Si bien el azul índigo y el azul marino han cobrado auge esta temporada, está visto que si tu cocina es pequeña debes inclinarte por los más tenues. Ese efecto de lejanía que aporta, te resultará muy favorecedor.

Hoy en día lo menos que debe inspirar una cocina es aburrimiento. De allí que puedes valerte de colores vivos como el amarillo, para iluminar y crear profundidad. No lo puedes llevar a tus muros, por ser un matiz extremadamente cálido, pero sí lo puedes aprovechar en tu mobiliario. Si te decantas por un amarillo brillante, habrás hecho una gran selección. Pero ojo, nada de fluorescencias. No hay que ir a los extremos.

Otras alternativas

Si estás rodeada de gente dinámica y joven, no tengas miedo de probar con nuevas combinaciones. Una pincelada de rojo, naranja o violeta te darán energía. Usa el blanco como fondo y deja colar algunas piezas en estos tonos, para que tu cocina se vea mucho más alegre.

¿Te han dicho que negro no? No hagas el más mínimo caso a esa sugerencia. Si buscas elegancia este tono no puede faltar. En uno que otro aplique o electrodoméstico se verá fabuloso. Úsalo con blanco e incorpora piezas de acero inoxidable para que mantengas la claridad. Añade en las ventanas unas cortinas con transparencias y deja que luz natural se cuele por cada rendija.

Está bien, lo entendimos. Prefieres los matices neutros. Eso es genial, pues estarás pisando en un terreno seguro. Busca entonces colores cremas, beige y grises. Ellos, además del blanco, son los favoritos para diseñar estancias clásicas. Ahora, si quieres salirte un poco de la línea, pero manteniendo la esencia, puedes pensar en marrones y algunos matices tierra. No te arrepentirás.

¿Ninguno de estas propuestas te convence? Ve entonces a la gama de los verdes. El verde oliva y el verde kaki son muy recomendados. Dan la profundidad que se busca cuando de diseñar cocinas pequeñas se trata. Pueden ir en las estanterías, en los asientos e incluso en el techo. En fusión con los tonos crema, te darán la libertad que anhelas y te harán sentir más cerca de la naturaleza.

Claves extra para la decoración de la cocina

Indistintamente del color que se escoja para la cocina, es preciso garantizar la iluminación. También es vital la dosificación de muebles y adornos. En estancias pequeñas el minimalismo toma mucha más fuerza. No te quedes sólo en la selección del tono. Pon en práctica estos consejos para que el resultado sea satisfactorio.

  • Reforzar la iluminación. Si tiene ventanas amplias, deja que entré la mayor cantidad de luz natural posible. Si cuentas con ellas, coloca bombillos de luz blanca como refuerzo.
  • Sumar practicidad. Cuando la cocina es chica hay que aprovechar todos los rincones. La colocación de gavetas en la isla o de repisas en los rincones, aportará más áreas de almacenamiento, sin sacrificar las zonas de tránsito.
  • Mantener el orden. Aunque toda la cocina sea blanca y esté llena de ventanales, no lucirá amplia se está desorganizada o repleta de trastes. Nada de ollas en las encimeras, ni utensilios sobre la mesa. Mientras más prolijo esté todo, mejor.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...