Albóndigas de pescado con salsa de tomate, ¡riquísimas!

La mejor forma de comer pescado sin enterarse, ¡albóndigas de pescado!

Las albóndigas tradicionales, las de toda la vida, son aquellas que elaboramos con carne; sin embargo en qcocinar intentamos innovar todo lo que podemos y os ofrecemos recetas alternativas a las que ya seguro tenéis en casa. Por eso, hace ya tiempo os presentamos unas albóndigas de soja buenísimas y hoy, a modo de segundo capítulo, vamos a por las de pescado. Para hacerlas podemos optar por aquel pescado que más nos guste, incluso añadiéndole gambas. Nosotros las hemos preparado con pescadilla, salmón y bacalao.

Puedes acompañarlas con arroz

Albóndigas de pescado
Ingredientes (para 4 personas):
Las albóndigas
•1 kg. de pescadilla
•1 rodaja de salmón
•400 gr. de bacalao desalado
•2 rebanadas de pan de molde
•1 vaso de leche
•1 l. de agua
•1 huevo
•Harina
•Perejil
•Sal
•1 diente de ajo
Aceite

La salsa
•1 cebolla
•½ l. de caldo de pescado
•100 ml. de salsa de tomate
•Pimentón dulce
•100 ml. de vino blanco
•Laurel
•Perejil
Aceite
•Sal

Preparación:
El primer paso es limpiar bien el pescado que hemos comprado, podemos hacerlo en casa o pedirle al pescadero que nos lo limpie. Una vez limpio cogemos una olla, le añadimos 1 litro de agua, los tres tipos de pescado, una pizca de sal y ponemos al fuego. Dejamos que todos los ingredientes se cuezan durante 20 minutos y los colamos. Después bien con una picadora bien con un cuchillo picamos el pescado en trozos muy pequeñitos, los metemos en un bol y reservamos.

Ahora, cogemos las dos rebanadas de pan y las remojamos en la leche, el huevo, el diente de ajo picado, un poco de sal y perejil. Escurrimos las rebanadas y las añadimos al bol del pescado. Mezclamos bien y vamos separando el material para hacer las albóndigas. Les damos forma y las pasamos por harina. Es el momento de coger una sartén, añadirle aceite y freír las albóndigas con cuidado que no se peguen unas con otras. Cuando las saquemos las escurrimos sobre papel absorbente. ¡Ya tenemos nuestras albóndigas hechas, solamente nos queda preparar la salsa!

Para ello, cogemos una sartén, le añadimos un chorrito de aceite y la ponemos al fuego (lento). Picamos la cebolla y la añadimos a la sartén para que se dore, después añadimos una cucharada de pimentón y removemos. Después, añadimos la salsa de tomare, una hoja de laurel, el vino blanco y el caldo de pescado. Tapamos y dejamos que se haga a fuego lento durante 15 minutos. Ahora, añadimos las albóndigas que teníamos reservadas y mantenemos al fuego durante 5 minutos. ¡Listo para comer!

Imagen | Isabel60

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...