Albóndigas de soja: ¡la comida vegetariana nunca fue tan buena!

Una receta muy especial. Albóndigas de soja con salsa de tomate, un plato apto para vegetarianos y para no tan vegetarianos. Verás como conviertes un plato pesado y costoso de digerir en una comida ligera.

Un plato muy español que ahora los vegetarianos también pueden disfrutar.

¡Apto para vegetarianos! Albóndigas de soja con salsa de tomate. Y algunos pensaran ¿albóndigas sin carne? Pues sí, y queda fantástico. Además, convierte un plato bastante pesado en ligero. No te dejes llevar por las ideas predeterminadas que tienes de los platos vegetarianos, en ningún caso son simples o aburridos, sino todo lo contrario. Pruébalo y comenta, verás como cambias de idea… y es que hay muchos platos ‘vegetarianos’ ideales para los no vegetarianos.

Albóndigas de soja con salsa de tomate.

Ingredientes:
-Soja texturizada 200gr.
-2 huevos
-Ajo
-Cebolla
-Especias y hierbas al gusto
-Salsa de tomate
-Harina

Modo de preparación:

Para empezar, ponemos la soja texturizada a remojo, cubierta de agua, unos 30 minutos. Pasado ese tiempo la escurrimos bien, apretándola para eliminar el máximo de agua posible. En un bol aparte batimos los 2 huevos, acto seguido añadimos media cebolla picada finamente, el ajo también picado, especias y hierbas al gusto (pimienta negra, albahaca, tomillo…), añadimos un poco de sal.

Mezclamos todo bien hasta obtener una pasta homogénea. Una vez hecha la pasta empezamos a hacer las bolitas. Hay que intentar que estas sean de tamaño mediano ya que con la cocción crecerán casi hasta el doble de su tamaño. Pasamos las bolitas por harina. Ponemos un buen chorro de aceite en la sartén y echamos las bolas ya enharinadas para freírlas. Doramos por todos los lados con cuidado de no deshacerlas. Una vez doradas, las retiramos en un plato (si pones una servilleta de cocina entre el plato y las albóndigas conseguirás que pierdan todo el aceite sobrante).

Con el aceite que ha quedado en la sartén echamos media cebolla picada, 1 diente de ajo picado y dejamos pochar. Una vez acabado el proceso añadimos salsa de tomate o tomate triturado, esperamos unos segundos a se caliente y añadimos un vaso grande de agua.

Para acabar probamos el resultado y si es necesario rectificamos de sal. Después añadimos las albóndigas, lo mezclamos todo y ¡listo! El plato está preparado para servir.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...