Alcachofas con almejas, la unión perfecta entre tierra y mar

Una receta que une lo mejor de la tierra con lo mejor del mar

Un plato muy marinero para preparar en cualquier celebración o reunión. Unas alcachofas con almejas acompañadas de una salsa muy particular. ¡Esperamos que os guste!

Utiliza productos de calidad y ¡disfruta de la receta!

Alcachofas con almejas
Ingredientes (para 6 personas):
•18 alcachofas
•¾ de kg. de almejas
•1 limón
•1 cebolla
•Jamón serrano
•2 huevos
Leche
•Salsa de tomate
•Harina
•Vino blanco
Aceite de oliva
•Sal

Preparación:
Limpiamos las alcachofas y las ponemos en agua fría con limón exprimido. Según el tamaño de las alcachofas las dividiremos en dos o cuatro trozos; después, pondremos una olla con agua al fuego, añadiremos una cucharada de sal y cuando el agua empiece a hervir echaremos una cucharada de harina y taparemos. Unos minutos después destaparemos y echaremos las alcachofas cortadas en el interior; desde el momento en el que empiece a hervir el líquido dejaremos los ingredientes al fuego durante 20 minutos. Pasado este tiempo escurriremos las alcachofas y las dejaremos enfriar.

Una vez frías las pasaremos por harina, batiremos un huevo (con un poco de leche) y las pasaremos por él. Cogemos una sartén, la ponemos al fuego con un poco de aceite y freímos las alcachofas. Cuando estén hechas las pondremos encima de un papel absorbente para que se escurran bien.

¡Es el turno de las almejas! Primero las tendremos unos minutos en agua con sal para que se limpien bien, también las frotaremos para eliminar toda la arena que puedan contener. Después, en un cazo añadiremos un vaso de vino blanco y echaremos las almejas ya limpias. Pondremos el cazo al fuego hasta que se abran y retiraremos. Después, las sacaremos del caldo (lo reservamos) y les quitaremos la media concha vacía, también reservamos. En una cazuela de barro añadimos un chorrito de aceite, la ponemos al fuego y sofreímos la cebolla, que habremos picado previamente. Después añadimos el jamón serrano picado, media cucharada de harina y removeremos unos minutos, hasta que todos los ingredientes se liguen y formen una masa homogénea. Añadiremos la salsa de tomare que teníamos preparada y el caldo de las almejas que teníamos reservado. Veremos como poco a poco iremos consiguiendo una salsa muy fina.

Será en esta salsa en la que echaremos las alcachofas y las almejas; dejaremos hervir unos minutos más y ¡listo! A la hora de servir podemos optar por una fuente, una bandeja o la misma cazuela de barro en la que hemos cocinado. ¡Tú decides!

Imagen | sueli

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...