Arroz con verduras

El arroz es un plato delicioso, fácil y económico. En esta receta te explicamos cómo realizar un arroz con verduras, al gusto de cada uno, ya que a todos no nos gustan las misma verduras. La combinación del pollo, las verduras y el arroz quedan muy gustosos y si le añades más agua consigues un arroz caldoso que en invierno hace las delicias de la familia.

Estamos en tiempos de crisis y por lo tanto la compra es uno de los dolores de cabeza para organizar el menú semanal de la familia. Os propongo una receta muy fácil de hacer,  económica y que seguro le gusta tanto a grandes como a pequeños. Se trata de hacer un arroz con verduras. Esta receta puede ser muy variable. Yo os voy a proponer unos ingredientes básicos, esos son necesarios para que quede perfecto, pero el resto de ingredientes pueden ser elegidos al gusto de cada uno.

Ingredientes para 2 personas:

–          1 pimiento rojo pequeño

–          4 tomates maduros

–          1 pechuga de pollo

–          2 vasitos de arroz

–          Un puñado de guisantes

–          2 ajos

–          Unas ramitas de perejil

–          Pastilla de caldo de ave

–          Colorante alimentario

–          Una pizca de pimienta

–          Sal

–          Aceite de oliva

Ingredientes a elegir:

–          Judías verdes, al gusto, pero sin pasarse

–          Alcachofas

–          Judías blancas, un puñado pequeño

–          Pimiento verde

–          Espárragos verdes trigueros

–          Champiñones

Elige tus verduras preferidad y a cocinar.

Elaboración:

Preparar una sartén grande o paellera, o en su lugar una cazuela plana para la elaboración del arroz. Lavar y cortar en tiras el pimiento rojo y ponerlo con un poco de aceite en la paellera. Si le vamos a añadir otras verduras crudas éste sería el momento para que se frían con el pimiento rojo. Cortar el pollo en dados y añadirle una pizca de sal y de pimienta negra, si van a comer niños, la pimienta no la pongo. Añadir a la paellera junto con el pimiento o las verduras. Mientras, debemos ir rayando los tomates y cuando el pollo esté hecho añadirlos al sofrito. Seguidamente hay que picar los ajos y el perejil y reservar. Posteriormente, dejad que se vaya haciendo todo a fuego medio para que no se queme y el tomate se quede bien frito: es importante irlo moviendo para que no se pegue.

El siguiente paso es añadir el puñado de guisantes, las judías blancas de bote (si es que hemos decidido ponerlas), la pastilla de caldo de ave y el colorante al gusto (la cantidad de colorante depende de si quieres el arroz más o menos amarillo). Cuando veamos que está todo bien sofrito, añadimos el arroz y dejamos que se rehogue con el sofrito. Paralelamente habremos preparado una picada de ajo y perejil, a la que añadiremos agua.  La proporción en el caso del  arroz normal, sin mucho caldo, es de dos vasos de agua por cada uno de arroz. Seguidamente añadiremos la picada de ajo y perejil a la cazuela del arroz.

Lo dejaremos unos 20 minutos a fuego medio removiendo un poco el fondo para que no se pegue. Cuando veamos que el arroz está en su punto, retiraremos la paellera del fuego, taparemos y dejaremos reposar unos 5 minutos para después servirlo.

Hay una variante interesante de esta receta, sobre todo en invierno: la del arroz caldoso. La única diferencia a lo que ya hemos explicado es añadirle más agua para que quede con caldo. En invierno es un plato delicioso que calienta el estómago. A parte, es una receta sencilla, fácil y barata. ¿Os animáis a probarla?

Foto por mccun934 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...