Arroz negro con sepia, una apuesta segura

¿Tienes invitados en casa y no sabes qué prepararles? Prueba con el arroz negro, éxito asegurado.

Si tienes invitados para comer en casa hay un plato que es éxito asegurado, independientemente de la edad, condición social o sexo de los invitados: la paella. Y su porcentaje de éxito se dobla si es negra, ¿será por su exotismo? ¡Te explicamos cómo prepararla!

Prepara un plato cinco estrellas

Paella negra con sepia
Ingredientes (para 4 personas):
•350 gr. de sepia con su bolsa de tinta
•400 gr. de arroz
•300 gr. de calamares enteros
•2 dl. de vino blanco
•1 diente de ajo
•1 cebolla
•Hojas de laurel
•1 ½ de caldo de pescado
•Perejil picado
•Pimienta
•Sal
Aceite de oliva

Preparación:
Empezamos picando el ajo en trozos bien pequeñitos. Después, cogemos una sartén y freímos en ella a fuego lento el ajo picado junto con dos hojas de laurel, para que vaya adquiriendo la esencia. Cuando veamos que el ajo empieza a dorarse bajamos el fuego y añadimos las sepias y los calamares que previamente habremos limpiado y cortado en cuadraditos, así como la tinta de ambos ingredientes. En este aspecto, puedes lavarlos tú mismo o pedir en la pescadería que te lo hagan, como tú lo prefieras.

Ahora, dejaremos todos los ingredientes al fuego para que vayan reduciéndose poco a poco. Es el momento de sacar la paellera, echarle un chorrito de aceite y la cebolla picada muy finita, para que cuando nos comamos la paella no notemos los trozos. La pocharemos al fuego hasta que se vuelva prácticamente transparente. En ese momento, echaremos el arroz y dejaremos que se fría un poquito sin caldo, unos minutos después verteremos el vino blanco y un poco más de la mitad del caldo de pescado que teníamos preparado. Dejaremos cocer todos los ingredientes durante unos 10 minutos.

Pasado este tiempo, añadimos el resto de ingredientes, de la misma forma que las sepias y los calamares que habíamos preparado al principio, que ya están sofritos. Echamos un poquito de sal y dejamos cocer durante unos 15 minutos, hasta que veamos que el arroz está en su punto y ha absorbido todo el caldo.

Encontrar el punto exacto de la paella es seguramente el paso más complicado, por eso, si la primera vez te sale demasiado caldoso o demasiado seco no te desesperes pues solamente con la práctica se logra la perfección. Verás cómo preparándolo dos o tres veces consigues encontrar el punto exacto de cocción. ¡Ánimo y buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...