Cariño, ¡la copa está flotando!

Consigue esta colección mágica de posavasos flotantes con los que conseguirás crear la sensación de que tus copas o vasos levitan por arte de magia encima de la superficie.

Posavasos flotantes

La magia tiene ese carácter especial de dejarnos con la boca abierta cuando se dispone a poner en jaque los límites de la racionalidad humana, por eso cuando vemos una carta donde no debería estar, cuando vemos hacer desaparecer algo que hace un segundo vimos ante nuestros ojos, o cuando vemos flotar algo sin razón de ser… la sorpresa nos acoge y nos llena de ilusión y puede que también de miedo. Siempre es bueno trasladar esa magia a algún elemento de nuestro hogar: tendremos asegurada la sorpresa para nuestros invitados, aunque te tumben el secreto o truco a los pocos minutos, pero el primer impacto nadie nos lo quita… ¡fotografía sus caras nada más vean estas copas llamadas Floasters!

En realidad, este objeto mágico que os presento aquí se trata de unos curiosos posavasos que cuentan con un soporte central muy pequeñito debajo de la base, lo que impide verlo a primera vista y causa la asombrosa sensación de que todo aquello que coloquemos encima flota por arte de magia. Mientras nadie se agache a mirar, el secreto se mantendrá firme. Claro que no será por mucho tiempo, porque es casi un acto reflejo eso de ver algo suspendido en el aire y mirar lo que tiene debajo.

Así que estos posavasos no se tratan de ningún artículo de magia profesional, sino de una divertida colección de posavasos para dar una broma puntual a alguien. Y cuando ya conozcan el truco, no importa… seguirán siendo igual de originales y contaremos con toda la elegancia de su diseño, una pieza cuadrada de puntas redondeadas y un color wengé muy atractivo, ideal para colocar en una cena romántica donde la magia la pondrán primero las copas y luego las personas. Además te ofrecerán buena protección para tu mesa contra posibles rayaduras y contra las manchas si los vasos están húmedos.

Lo mejor de todo esto es que podemos adquirir estos discretos posavasos a un precio muy especial, porque bastan unos 13 euros para conseguir un juego de cuatro posavasos en varias tiendas online de Internet como Megagadgets. Si no es para incorporar a nuestra decoración, siempre puede ser un regalo perfecto para alguien, tal vez para el Día del Padre que está al caer. Caer, caer… algo que no le ocurrirá a nuestras copas con estos posavasos, siempre se mantendrán levitando en el aire, suspendidas por su propia magia, sólida como el hormigón.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...