Carpaccio de ternera con queso parmesano, ‘menos es más’

En la sencillez está muchas veces la clave del éxito. Quizá por ese motivo el Carpaccio es tan famoso; sólo necesita una buena elección de la carne y un bien corte. El resto es coser y cantar.

La mayoría de las veces “menos es más”, por lo que recurrir a la sencillez es recurrir al éxito asegurado. Los ornamentos excesivos y los sabores demasiado rocambolescos pueden provocar que los comensales no se sientan cómodos y que tengan una digestión dificultosa. Es verdad que probar de vez en cuando algún sabor fuerte y exótico es muy recomendable, pero también apostar por la rutina para nuestro día a día.

Puedes salirte de la rutina e innovar siendo sencillo. Prueba de ello es la receta que tenemos para hoy, carpaccio de ternera con queso parmesano, una receta que no nos llevará mucho tiempo de elaboración pero que triunfará entre los comensales. ¿Cómo se prepara? Sigue leyendo.

Un carpaccio para dos amenizará vuestras cenas más elegantes.

Carpaccio de ternera con queso parmesano
Ingredientes:
-400 gr. de solomillo de ternera
-Queso parmesano
-Aceite de oliva
-Sal
-Pimienta
-Zumo de limón

Preparación:
Empezamos limpiando y quitando la grasa del solomillo de ternera. Puedes pedir que te lo arreglen en la carnicería aunque no es una tarea demasiado dificultosa para hacer en casa. Para cortar la carne en lonchas muy finas tenemos dos opciones, cortarla al natural cogiendo un cuchillo y cortando el solomillo en lonchas lo más finas posible; o enrollar la carne con papel de plástico y meterla en el congelador hasta que se ponga dura (aunque sin llegar a congelarse); la sacamos del congelador y la dejamos unos minutos a temperatura ambiente, después ya puedes cortar. Verás como de esta forma te será mucho más fácil cortar los trozos y podrás hacerlos mucho más finos.

Así como vamos cortando vamos colocando las láminas de ternera en un plato construyendo una sola capa. Le añadimos un chorrito de aceite de oliva, un pellizco de sal y pimienta y cortamos el queso parmesano. Podemos hacerlo en lonchas o en virutas, dependiendo de nuestras preferencias. Para acabar podemos añadirle unas gotitas de limón o vinagre de módena.

Sugerencia de presentación.

¿Apetitoso verdad? Y además muy fácil de preparar, sólo tienes que elegir bien la carnicería donde compras la carne ya que es el ingrediente principal del plato y por tanto del que dependerá el éxito o fracaso del mismo. Compra carne de calidad y ¡asegúrate el tanto! Verás como los dejas a todos con la boca abierta y sólo necesita unos minutos de preparación.

¿Ya lo habías hecho alguna vez? ¿Cómo te salió? ¿Conoces alguna otra receta de carpaccio? Explícanos tu experiencia, compártela con nosotros.

Foto 1 por franzconde en Flickr

Foto 2 por Pille-nami-nami en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...