Chuletas de ternera a la parrilla

Para esos días de frío y lluvia, una receta adaptada a las circunstancias: chuletas de ternera a la parrilla. Un plato ideal para reunir a toda la familia entorno al fuego o la calefacción y pasar juntos una buena comida. Y es que ¿Qué mejor que estar en casa cuando en la calle nieva?

Parrillada de cualquier carne o verdura, elige a tu gusto.

Estamos entrando ya en el invierno. El frío, la lluvia, el viento… incluso la nieve en algunos casos hacen acto de presencia y se convierten en los protagonistas de la rutina diaria. En estos días en los que lo único que nos apetece es quedarnos en casa con la calefacción en marcha y una manta encima de las piernas, tenemos que pensar en platos y recetas que se adecuen al ambiente. En mi caso, en estos días más grises, la comida que más me apetece es la parrillada, ya sea de carne o de verduras, acompañado de algún tipo de sopa o crema bien calentita. Por eso, os dejo la receta de las chuletas de ternera a la parrilla. He puesto de ejemplo esta carne, pero podéis elegir la que más os guste.

Ingredientes:

-8 chuletas de ternera de 150 gramos cada una

-60 gramos de mantequilla

-Sal

-Pimienta blanca

-6 gramos de jugo de limón

-6 gramos de perejil picado.

-Aceite de oliva

Preparación:

Para empezar, tenemos que coger las chuletas y prepararlas para ponerlas en la parrilla. Por ello, se sazonan de sal y se untan bien en aceite de oliva. Sólo cuando la parrilla esté bien caliente pondremos sobre ella las chuletas, las cuáles no debemos mover ni girar hasta que dejen bien marcadas sus líneas. Es en ese momento en el que las giraremos, para que se forme el enrejado sobre la piel. Una vez hecha por una cara, le damos la vuelta y volvemos a repetir el procedimiento. Cuando la chuleta empieza a rezumar un jugo sanguíneo está en su punto, pero se puede dejar un minuto más si gusta más hecha.

Una vez asadas todas se ponen sobre una fuente, poniendo en el fondo el jugo del asado y sobre cada una, una rodaja de mantequilla. A parte se puede servir ensalada de escarola o patatas hervidas, dependiendo de si primero hemos servido alguna sopa o crema. En un tazón se ponen cincuenta gramos de mantequilla, sal, pimienta blanca, seis gramos de jugo de limón y seis gramos de perejil picado; se mezclan estos ingredientes con la mantequilla y se guardan en un sitio fresco. Sólo en el momento de servir el plato los esparciremos por encima de las chuletas, otorgándoles más sabor.

Un plato perfecto para reunir a toda la familia en torno a la mesa, disfrutando del calor que desprende una hoguera o, en su ausencia, de la calefacción, con todos los cristales de la casa empañados por el contraste con el frío de la calle.

Foto de Parrillada por xavi talleda en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...