Cloud Eggs: así se hace la receta que triunfa en Instagram

Inflados como una nube y totalmente fotogénicos, los huevos son tendencia en las redes sociales. Conoce esta nueva forma de preparar el alimento preferido en Instagram para desayunar de forma nutritiva.

Cloud Eggs: la receta que triunfa en Instagram

Con el boom de las redes sociales cualquier tipo de contenido puede hacerse viral. Las recetas o platos de cocina no escapan de ello. Particularmente en Instagram, existen cuentas de chefs famosos y amateurs, así como de revistas y publicaciones culinarias que suben comidas suculentas y emplatados de lujo que muchos intentan replicar en casa.

Recientemente los sencillos huevos han ganado miles de likes y se han convertido en tendencia en el mundo virtual de los fogones. Todo ello gracias a una nueva forma de cocción que los hace bonitos a la vista y más suculentos al paladar. La elaboración se denomina Cloud Eggs o Huevos de Nube. Es novedosa, baja en calorías y una forma divertida de cocinar este alimento que es el rey de muchos desayunos. En las redes se comparten a diario decenas de imágenes sobre ellos y “trucos” de cómo combinarlos. Basta con colocar en el buscador el hashtag #cloudeggs para que aparezcan más de siete mil publicaciones públicas. Unas más llamativas y provocativas que otras.

Cloud Eggs: detrás de una historia infantil

El origen de esta preparación es incierto, pero diversas páginas web señalan que apareció hace años, en 1963, cuando aún no existían los teléfonos inteligentes, en un libro de cocina para niños llamado “Cocinar es un juego de niños”.

No sería de extrañar, pues los huevos se han considerado parte fundamental del menú por su gran valor nutricional, fácil adquisición y bajo coste. A pesar de que durante mucho tiempo tuvieron mala fama por su composición de colesterol, hoy en día es una alternativa saludable que puede estar diariamente en la mesa.

Una unidad aporta al organismo unos 7 gramos de proteínas, las cuales están saturadas de aminoácidos necesarios para el cuerpo. También posee vitaminas A, D, E y algunas del complejo B. Igualmente, tiene minerales como el sodio, hierro, zinc, selenio y fósforo. Quién podría desaprovecharlos.  

La elaboración de los Cloud Eggs

Lo primero que hay que hacer para obtener unos bonitos y deliciosos Cloud Eggs, es coger un huevo y separar la yema de la clara. Luego batir esa clara enérgicamente hasta lograr el punto de suspiro o de nieve, cuando solo hay espuma y cero líquido.

La espuma se debe llevar al horno en una bandeja antiadherente a una temperatura aproximada de 230 centígrados unos cinco minutos. Cuando se vea dorada (no dejar que oscurezca) se saca y se coloca la yema encima. Pueden comerse así, o volver a introducir al horno durante un minuto para que lo amarillo se cocine un poco más. Para finalizar, se adereza con especies, hierbas, ajonjolí, queso rallado o solo sal y pimienta. Servidos sobre una rebanada de pan tostado se ven geniales, pero las combinaciones podrían ser infinitas.

Si estás a dieta, el hecho de que no lleven aceite los hace perfectos para mantener el régimen. Acompáñalos con espinacas, queso ricotta y pan integral. Ahora, si no tienes problemas de peso, añadir bacon o tocineta tostada por encima potenciará su sabor un 100 por ciento. El parmesano también es otra buena y calórica opción. Sin duda alegrará tus mañanas y será el deleite de los niños. Anímate a prepararlos y comparte aquí tu experiencia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...