Cocina fácil con aguacate

Tres sencillas recetas hechas con aguacate, un alimento saludable que se puede tomar al natural o también cocinado

Recetas sencillas con aguacate

El aguacate es una fruta originaria y procedente de Centroamérica, cultivada hoy en todo el mundo, en climas tropicales y mediterráneos. Es el fruto de un árbol similar al peral, su fruto es también parecido a una pera en cuanto a la forma, aunque su aspecto exterior se asemeja más al de una naranja por su rugosidad; su color es verdoso o marrón rojizo.

De piel dura, se puede cortar fácilmente de un extremo al otro, mejor en tres partes para poder extraer sin problemas la única semilla que contiene en su interior, redonda y grande. Su carne, amarilla tirando a verde, es muy blanda, comestible al natural o cocinada, y de sabor agradable. En realidad, se ha puesto muy de moda y para muchos es un superalimento. En vivir Hogar nos sumamos a la tendencia y te damos algunas ideas distintas a las habituales sobre cómo cocinar con aguacate.

El aguacate posee un alto contenido en aceites vegetales antioxidantes, es una fuente importante de potasio, magnesio, vitamina B y E, por lo que aporta beneficios al organismo y le convierte en un gran aliado para el sistema muscular, nervioso e inmunológico.

En gastronomía, se utiliza como acompañamiento para el pan, como ingrediente de ensaladas, como guarnición y para preparar la salsa guacamole, pero también para otras muchas recetas como las descritas a continuación.

Para saber si los aguacates están en su punto de maduración basta con comprobar si están blandos en la parte superior, si no fuera así, normalmente, es suficiente dejarlos un par de días en un frutero a temperatura ambiente.

Zumo de aguacate

Esta receta es tan sencilla de elaborar que casi me da vergüenza llamarla así, pero resulta tan práctica y apetecible que no me resisto a ponerla.

Tan sencilla como cortar los aguacates, quitar la semilla y extraer su carne con una cucharilla, ponerla en el recipiente de batidos con un poco de leche desnatada y una cucharada de azúcar y batir. Yo empleo la proporción de un vaso y medio de leche por pieza de aguacate porque me gusta que quede cremoso para tomarlo con cucharilla a modo de mousse. Si lo prefieres más licuado, apto para beber directamente, pues, ya sabes, añadir más leche.

Para esta receta es preferible elegir la modalidad de aguacate más rugosa, de color marrón, pues su pulpa resulta más consistente. Por supuesto, al zumo puedes añadirle también otro tipo de frutas, combina muy bien con plátano y fresas, pero cuidado con el chute de calorías.

Aguacate con huevo

Los ingredientes necesarios (pongo el mínimo, cada uno puede aumentarlo en función de las raciones requeridas) son los siguientes: un aguacate maduro, dos huevos frescos, pimienta y cebollino picado. Se puede añadir alguna especia más al gusto.

Empezamos precalentando el horno a 400 grados, mientras vamos cortando el aguacate por la mitad, quitamos la semilla y con una cuchara agrandamos el hueco central, si es necesario, lo suficiente para dejar espacio al huevo. Coloca las dos mitades en una pequeña fuente para hornear de manera que queden bien estables. Y, acto seguido, se rompe un huevo en cada mitad de aguacate, procurando que la yema caiga en el centro y la clara lo envuelva por encima, sobre ella ponemos el cebollino picado.

Al horno durante 15 a 20 minutos, en torno a 300 grados de temperatura, el tiempo de cocción dependerá del tamaño de los huevos y los aguacates. Sólo hay que asegurarse de que cuajen las claras de huevo. Cuando ya estén en su punto se retiran del horno y se sazonan con la pimienta y más cebollino. Así de sencillo; tú dirás, cuando lo hagas, si también está así de rico, rico, con permiso de Arguiñano.

Huevos con aguacate

Si ya sabes hacer huevos rellenos casi no tengo que explicarte nada, salvo que al ser tan cremosa la carne del aguacate no se necesita poner mayonesa, lo cual hace el plato mucho más digestivo, porque además, si te has dado cuenta no pretendo hacer huevos rellenos con guacamole, sino con aguacate.

Si te animas a poner en práctica esta receta, vas a necesitar: tres huevos duros, un aguacate maduro, zumo de limón, un yogur natural, sal, una cucharada de cilantro picado (más varias hojas para decorar) 1 cucharada de cebollino picado o cebolla verde.

Empieza preparando la crema agria mezclando un poco de zumo de limón con el yogur natural. Mézclalo bien con un tenedor para que se integre completamente el zumo y deja reposar la mezcla a temperatura ambiente al menos 30 minutos para que actúen los ácidos del limón.

A continuación pon a cocer los huevos durante 10 o 15 minutos y luego al agua fría para quitarles la cáscara mejor y que no te quemes. Una vez pelados los huevos duros córtarlos por la mitad a lo largo, retira las yemas cocidas y ponlos en una fuente de servir.

Corta los aguacates por la mitad, retira la semilla, extrae su pulpa y colócala en un tazón y aplástala hasta convertirla en puré, añádele las yemas cocidas desmigadas, rocíalo todo con jugo de limón y sal, y agrega la crema agria, el cilantro, la pimienta y cebollino picado y revuélvelo todo para quede bien mezclado.

Para finalizar rellena cada mitad de los huevos con una buena porción de la mezcla preparada y cúbrela con una pequeña ramita de cilantro fresco o un poco de cebollino picado. Si te quedan un poco flojos, siempre puedes disculparte diciendo que todavía estás un poco verde en esto de la cocina.

¿Con cuál de las recetas que te proponemos hoy vas a disfrutar del aguacate?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...