Cocina para jóvenes emancipados (III): Puré de patatas, una guarnición alternativa

¿Cansado de las mismas guarniciones de siempre? Patatas fritas, ensalada… al final por muchos adornos que les pongas son los mismos acompañamientos un día tras otro. El puré de patatas es una guarnición muy fácil de hacer y te ayudará a variar el menú.

Todos hemos comido en alguna ocasión puré de patatas como guarnición. Para mi es el acompañamiento ideal, ya que se puede combinar tanto con carne como con pescado; es decir, es una guarnición polivalente, un aspecto que tiene mucho mérito en la cocina, donde los platos y los ingredientes se pueden combinar para formar nuevos productos. Concretamente para los jóvenes emancipados, es la solución ideal. Existe una cierta tendencia entre los principiantes a cocinar los mismos tipos de comida, así como pasta, arroz, pechugas de pollo y pescado empanado; las razones son sencillas, por un lado la facilidad para cocinarlos y por la otra el porcentaje de éxito: es muy difícil que unos espaguetis boloñesa te salgan incomibles, algo más probable con una paella.

Paso a paso, aprende a hacer un puré riquísimo.

Ante esta situación, se tiende a recurrir siempre a las mismas guarniciones: patatas fritas o ensalada, precisamente porque cumplen las dos premisas anteriores. Pues bien, existe otra guarnición sencilla de hacer y con un alto porcentaje de éxito que te sacará de la monotonía: el puré de patatas. Y diréis, ¡pero es patata igual! Es verdad, pero con un sabor muy diferente, y como ya hemos dicho antes, en la cocina los ingredientes polivalentes son muy demandados.

Puré de patatas

Ingredientes:
-3 patatas grandes
-1 cucharada de manteca
-1 o 2 yemas de huevo
-1 vaso de leche
-Sal
-Pimienta
-Nuez moscada

Preparación:

Para empezar, tienes que hervir las patatas (40 min.) Cuando estén hechas tienes que chafarlas con un tenedor; acto seguido la mezclas con la masa de patata y fríes el producto con una cucharada de manteca. Le añades un poco de sal, pimienta y nuez moscada (al gusto). Una vez esté todo mezclado empieza a añadirle la leche, hazlo despacito hasta que quede la textura que más te guste ya que hay quien prefiere el puré más espeso o más líquido. Remueve la mezcla hasta que empiece a hervir, después apaga el fuego y déjalo reposar. Cuando el producto este tibio le incorporas las yemas de los huevos y lo mezclas todo bien. Ya tienes hecho el puré de patatas, ahora puedes meterlo en el horno y gratinarlo, aunque este último paso es opcional.

Hay que decir que cuando se coge un poco de práctica, esta receta se convierte en la base de muchos platos diarios. Anímate y aprende a hacer tu puré de patata casero, verás como no te arrepientes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...