Cocina para recién emancipados: Cuscús Taboulé

Cocinar y comer siempre lo mismo puede llegar a ser muy aburrido, para evitarlo es muy útil el combinar diferentes sabores y texturas. Un buen ejemplo, que además es fácil de cocinar, es el cuscús taboulé, una receta libanesa que podrás utilizar como ensalada.

Taboulé

¿Quién dijo que un recién emancipado no podía ser innovador en la cocina? Si acabas de dejar el nido familiar y no te atreves a pasar de los platos de pasta y arroz, he aquí la solución. Un plato muy original y fácil de preparar con el que demostraras tanto a invitados como padres que eres capaz de sobrevivir solito o solita en la jungla del día a día.

El cuscús taboulé es una receta libanesa que se elabora con cuscús y verduras frescas. Es un plato ideal para servir como primer plato o para sustituir una ensalada.

Ingredientes:

–          250 gr. De cuscús precocinado

–          Agua

–          Sal

–          2 tomates rallados

–          ½ pepino en trocitos

–          ½ pimiento verde en trocitos

–          ½ cebolla en trocitos (déjala en remojo para que pierda el picor)

–          4 cucharadas de aceite de oliva

–          Aceitunas negras

–          Menta o hierbabuena picada

–          Opcional: una lata de atún y dos huevos hervidos

Preparación:

En los ingredientes hemos puesto cuscús precocinado ya que es el más fácil de hacer y encontrar en los supermercados, pero también está la opción de comprar la sémola cruda, con el único trabajo añadido de tener que cocerla previamente.

Una vez hecho, pones en un bol la sémola y le introduces la misma cantidad de agua hirviendo (es importante que el agua esté bien caliente). Lo mezclas todo y lo dejas reposar unos 5 minutos. Mientras rallas los tomates y los mezclas con el aceite de oliva y un poco de sal. A esta mezcla le incorporas el cuscús para que quede bien homogéneo. Ahora añades los trocitos de pepino, pimiento y cebolla, al igual que las hojas de hierbabuena o menta picadas y las olivas negras.

Para que quede un plato más completo (que incluso puede tomarse como único), puedes añadirle la lata de atún y los huevos hervidos. Para servir, puedes decorarlo con las hojas de hierbabuena enteras y las olivas negras.

Si has añadido el atún y los huevos y quieres acompañarlo de algo más, intenta que sea ligerito como una crema o una sopa. Si, en cambio, has optado por no añadirlos, puede convertirse en un buen acompañamiento para cualquier tipo de carne.

Ya ves que sabiendo combinar bien los ingredientes puedes conseguir cualquier plato y cómo, siguiendo los pasos de la receta uno a uno, cualquier plato es asequible. Sólo tienes que tener paciencia y ¡ganas de trabajar en la cocina!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...