Cocinar al vapor es más sano

La cocina al vapor es sana y nutritiva pero también es muy sabrosa. Si quieres saber todo sobre ella, no dejes de leer este artículo

cocina vapor

El vapor es la forma de cocinar más antigua del mundo. En los últimos años se ha vuelto a poner de moda porque es una cocina sana, pero a la vez muy sabrosa. Es utilizada en los hogares, pero también en las cocinas de los grandes chefs. Como en nuestro blog no queremos quedarnos fuera de la tendencia, hoy vamos a enseñarte a sacarle el máximo partido con algunas recomendaciones básicas para cocinar al vapor.

En este caso, tanto si eres un fan de esta técnica de cocina, como si nunca te has atrevido con ella, vamos a darte algunos consejos básicos con los que sacarle el máximo partido al vapor para preparar recetas realmente deliciosas. ¿Seguro que no quieres ponerte a prueba?

En la cocina al vapor no se utilizan aceites, ni grasas de ningún tipo. Por eso las verduras, carnes o pescados cocinados al vapor conservan su sabor natural y sus propiedades. Se trata de un método realmente recomendable para conseguir una alimentación sana y equilibrada en el que se mantienen las características naturales de los ingredientes que seleccionas para tus recetas.

Ventajas de la cocina al vapor

  • No utiliza grasas ni aceites
  • Los alimentos conservan sus propiedades
  • Se conserva el sabor original de los alimentos
  • Los alimentos no se queman ni se pegan
  • Los alimentos quedan muy jugosos
  • La limpieza de los utensilios es muy fácil
  • Está muy de moda gracias a la cocina oriental

La cocina al vapor no es insípida y sosa como piensa la mayoría de la gente, todo lo contrario, los alimentos conservan su textura y propiedades. Al no llevar aceites ni grasas añadidas, nos comemos el alimento puro sin ser cocinado a altas temperaturas y conservando todas sus propiedades.

¿En qué consiste la cocina al vapor?

En la cocina al vapor los alimentos se cocinan con el vapor generado por el agua hirviendo. Se puede utilizar una rejilla o colador sobre una olla normal, teniendo en cuenta que el agua  no debe tocar la rejilla o colador, pero hoy en día ya existen ollas especiales para cocinar de esta manera. En estas ollas se coloca el agua en la parte de abajo para que hierva y genere vapor para cocinar los alimentos que están en la parte superior.

Consejos para cocinar al vapor

  • Tienes que tener en cuenta que debes poner la cantidad de agua necesaria para cocinar el alimento
  • Tapa la olla para evitar que el calor se disperse
  • Si quieres potenciar los sabores puedes añadir hierbas aromáticas y especies.
  • Es mejor que incorpores la sal después de la cocción
  • para que las verduras queden en su punto, debes controlar muy bien los tiempos de cocción
  • Las carnes puedes macerarlas con hierbas y aceite de oliva
  • Cocina alimentos frescos así conservaran todo su sabor
  • Si quieres más sabores en tus comidas puedes sustituir el agua por caldos enriquecidos con especias
  • Corta las verduras en pequeños trozos, así se cocinaran y mejor y en menos tiempo
  • Los alimentos delicados requieren temperaturas más bajas

¿Cuánto tiempo tarda en cocerse al vapor?

Casi todos los alimentos se pueden cocinar al vapor. Sin embargo, lo que hay que tener muy en cuenta son los tiempos utilizados para cada cosa. Si eres de los que no sabes muy bien cuánto ponerlos al fuego, a continuación vamos a darte algunas orientaciones para que aciertes seguro:

  • Vegetales y verduras. La cocción al vapor potencia su sabor. Hay que cocerlas poco tiempo para que queden al dente. Las espinacas, los guisantes y la calabaza se cocinan al vapor en 4o 5 minutos. El brócoli, las judias y la coliflor necesitan 8 o 10 minutos y las patatas y las zanahorias necesitan 10 o 12 minutos.
  • Pescados. Una pieza de pescado puede cocerse entre 6 u 8 minutos aunque si es grande necesita 10 o 12. Para darle más sabor, se puede usar agua condimentada con hierbas aromáticas
  • Carnes. Las carnes al vapor necesitan entre 20 y 25 minutos y quedan muy jugosas. El tiempo de cocción depende del grosor de la pieza y del tamaño del alimento.

Las recetas que requieran masa quebrada o de hojaldre no se pueden cocinar al vapor pues su acabado final no es el idóneo. Sin embargo, para casi todo lo demás sí que puedes utilizar esta técnica. Ahorrarás en calorías, mejorarás la absorción de determinados elementos y conseguirás alimentos mucho más ricos. ¿Qué dices, te animas con ellos?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...