Cómo hacer un rico bizcocho de calabaza sin gluten

Una receta fácil, sencilla, rápida y muy rica

Exif_JPEG_PICTURE

Bizcocho de calabaza

La navidad esta a la vuelta de la esquina y con ella los regalos, el ambiente familiar, las comidas, las cenas, y los postres navideños. La receta de hoy es un de un postre, pero no es el típico dulce navideño. Aunque si que es típico en la Comunidad Valenciana. ¿De qué hablamos? De un bizcocho de calabaza, pero la novedad y lo más importante es que está adaptado para celíacos al no contener gluten. Porque ellos también tienen derecho a saborear la navidad.

La elaboración del bizcocho de calabaza sin gluten es muy sencilla, en una hora más o menos estaría acabado y el tiempo de preparación es de 25 minutos. Más o menos del bizcocho salen unas 12 raciones y los ingredientes son:

  • 300 gramos de calabaza asada
  • 300 gramos de azúcar
  • 250 gramos de harina Schar Mix C
  • 3 huevos
  • 200 gramos de aceite de girasol
  • 4 sobres gasificantes, dos blancos y dos azules
  • Azúcar
  • Canela
  • Piñones

Lo primero que hay que hacer es mirar si la calabaza esta asada. De no ser así, es lo primero que hay que hacer. Una vez que esta todo en orden, cogemos la calabaza asada y la trituramos con una batidora o sino tenemos una batidora, se aplasta con un tenedor.

Cuando tenemos bien triturada la calabaza la batimos junto al azúcar y añadimos las tres yemas de los tres huevos. Eso sí, una a una, no todas de golpe. Una vez que todo esta integrado, se incorpora el aceite y se vuelve a batir hasta que quede una masa homogénea.

El siguiente paso es coger un bol y tamizar la harina con los gasificantes y añadirlo a la masa. Una vez que todo esta junto, se mezcla con un espátula.

El último paso, sí, sí, último paso, es montar las claras con el resto del azúcar hasta que se forma un merengue firme. Se incorpora un poco al resto de la masa con el objetivo de aligerarla y que no quede tan espesa. ¿Qué se hace con el resto de merengue? Se introduce con movimientos envolventes a la masa para que ésta no baje.

Por último, hay que buscar un molde cuadrado para que el bizcocho se hornee. Una vez hemos encontrado el molde ideal, se forra con papel de horno y se pone la masa en su interior. Para que tenga un mayor sabor, se puede espolvorear con azúcar, canela y poner unos cuantos piñones. Ponemos el horno a 180º y dejamos que haga su trabajo durante 40 minutos.

Cuando sea la hora, sacamos el bizcocho de calabaza sin glutén del horno y lo cortamos en pequeñas porciones para que todos los comensales lo puedan disfrutar. En una hora hemos hecho un postre casero, rico, barato y muy tradicional de la zona. Un gusto para todos los paladares. ¿Te animas?

Foto / jlastras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...