Los misterios del coco: ¿Sabes cómo pelarlo?

¿Sabes cómo pelar un coco? ¿Y preparar leche de coco? Te desvelamos todos los misterios de esta peculiar fruta.

Hoy, no prepararemos ninguna receta ni explicaremos las propiedades y nutrientes que algunos ingredientes pueden ofrecer a nuestros platos y alimentación. Hoy haremos algo diferente, algo que hasta ahora no habíamos hecho: explicaremos como llevar a cabo una técnica básica esencial para preparar algunos platos. Hoy, explicaremos cómo pelar un coco y elaborar leche con él.

Aprende hacer leche de coco y aplícala a tus recetas.

Empezamos clavando un destornillador en dos de los ojos que encontraremos en los extremos del coco; si vemos que está demasiado duro podemos utilizar un martillo para practicar más presión. Después, vaciaremos el líquido que se encuentra en el interior del coco; este líquido es una bebida dulce que puede ingerir. Aún así, no es como la leche de coco que más adelante prepararemos. Ahora, horneamos el coco a 180º durante 20 minutos para que la pulpa se separe de la cáscara; envolvemos el coco en una toalla, lo colocamos sobre una superficie dura y lo golpeamos con el martillo para romper la cáscara. Lo abrimos y con la ayuda del destornillador que antes hemos utilizado acabamos de separar la cáscara. Después, pelamos la piel marrón con un pelador de fruta como si se tratara de una manzana.

Para elaborarla, rallamos el coco (ya sin piel) y lo colocamos en un cuenco de cristal. Lo cubrimos con agua hirviendo y lo dejamos reposar durante unos 15 o 20 minutos. Después, pasamos el coco y el agua por un colador metálico fino y presionamos los restos con un cucharón para extraer tanta leche de coco como sea posible. Con los restos que finalmente nos hayan quedado volveremos a repetir la operación, introduciremos agua hirviendo, dejaremos reposar y pasaremos por el colador. De esta forma, conseguiremos exprimir toda la leche de coco. Cabe decir que en muchas ocasiones se confunde la leche de coco con el líquido dulzón que contiene el coco en su interior. Por ello, si en alguna receta vemos que nos pide usar leche de coco haciendo referencia a ese líquido dulce, deberemos asegurarnos de a que ingrediente se refiere ya que el gusto que dará a nuestro plato es muy diferente.

En una de las recetas que a mí más me gusta introducirle un chorrito de leche de coco es en la de crema de calabaza. Este nuevo ingrediente le aporta un sabor muy peculiar ¡Pruébalo! Además, si no tienes tiempo de preparar la leche puedes comprarla hecha en el supermercado.

Foto por SingChan en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...