¿Cómo preparar solomillitos al cabrales con patatas rellenas?

Se hace aproximadamente en dos horas y es para cuatro personas

solomillo

Un trozo de solomillo de ternera

Cuando tenemos invitados en casa y más si es un grupo grande de personas nos ponemos a pensar en qué deberíamos cocinar, qué les gustara o simplemente qué tengo que evitar. Hay platos típicos que no pasan de moda y que ya sea para pequeños o para mayores nunca falla y con el que siempre puedes acertar. Sí, estamos hablando de carne y patatas, un plato típico pero que si renueva puede ser un plato totalmente diferente y un auténtico manjar para el paladar y el gusto. En este caso, prepararemos unos solomillitos al cabrales con patatas rellenas, una receta para cuatro personas.

Los ingredientes necesarios son:

  • 2 solomilllos de cerdo
  • 8 lonchas de jamón serrano
  • 4 patatas
  • 2 pimientos rojos asados
  • 3 dientes de ajo
  • 1 hoja de Laurel
  • 30 gramos de queso cabrales
  • 2 vasos de leche
  • 20 gramos de harina
  • Hilo bramante
Antes de empezar a cocinar hay que asegurarse que todos los invitados pueden tolerar y comer queso, ya que podría provocar un gran problema si estas personas ingirieran lactosa. Una vez comprobado los gustos de cada uno, lo primero que hay que hacer son las patatas. Envolvemos las cuatro patatas en papel de aluminio y las introducimos en el horno durante unos 45 minutos a unos 180º para que se vayan cociendo. Cuando veamos que están en su punto óptimo, las abriremos por la mitad y le vaciaremos la carne de su interior para poder más tarde rellenarlas (no hay que tirar lo del interior de la patata ya que lo utilizaremos en el relleno).
Ahora es cuando preparemos el relleno de las patatas. Lo primero es picar los tres dientes de ajos y cortar los pimientos en tiras. Una vez hecho esto, hay que saltear en una sartén los ajos picados con el laurel y los pimientos rojos en tiras. Mientras se saltea todo se le añade un poco de sal. Cuando el sofrito este listo y la patata esté cocida, se añade el relleno en la patata.
Cuando tenemos la patata rellena, es el turno de hacer el solomillo. Lo primero que hay que hacer es trocear los solomillos por la mitad para que nos queden trozos pequeños y envolver cada solomillito con lonchas de jamón serrano. Para que el jamón no se caiga utiliza el hilo bramante, alrededor de todo el trozo de solomillo previamente cortado. Una vez acabado el primer paso y cuando los solomillitos están cortados, se depositan en la sartén vuelta y vuelta, tan sólo para marcarlos, y más tarde se meten al horno calentado a 180º, durante 10 minutos.
Mientras el solomillo se hace en el horo, se puede hacer la salsa de los solomillitos. Cogemos los 20 gramos de harina y la rehogamos con aceite de oliva, leche y con un poco de salpimienta. A medida que vamos juntando todo en la sartén introducimos el queso cabrales en trozos dejando, a su vez, que se haga más pequeño y que se espese con todo lo demás. Cuando la salsa ya está lista se cubre los trozos de solomillitos con ella y se sirve junto a las patatas rellenas.
Un plato fácil de preparar y muy difícil que no les guste a tus comensales. Los solomillitos al cabrales con patatas rellenas es un plato típico pero con una receta nueva y actualizada que dejara a tus invitados con la boca abierta y con ganas de más.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...