Cómo se prepara una horchata valenciana

La horchata es mucho más que un refresco. De hecho, podríamos decir que se trata de un alimento esencial en la dieta mediterránea. En este caso te hablamos del tema, y te contamos cómo se hace.

horchata

Probablemente cuando hablamos de bebidas típicas mediterráneas, y más aún aquellas que nos son propias, tenemos a la horchata en un primer término en nuestra mente. La verdad es que se trata de uno de los refrescos más interesantes para combatir el calor, pero también puede ser considerado un alimento completo en sí mismo con el que asegurarnos el cuidado de nuestra salud. Desde luego, todo lo que nos aporta un vaso de rica horchata es difícil encontrarlo en otro alimento. A continuación te explicamos algunas de sus propiedades, aunque te advierto que en realidad no querrás dejar de tomarla en cuanto las descubras.

Entre los minerales esenciales que nos encontramos en la horchata, conviene destacar por ejemplo: fósforo, magnesio, potasio, calcio o el hierro. Pero si estos ya eran un gran aporte nutricional a la alimentación diaria, en este caso también cabe destacar que las preciadas proteínas vegetales, la fibra soluble y las grasas insaturadas forman parte de la horchata, con lo que de seguro que no puedes resistirte a ella. Y es que encontrar otra igual es bastante complejo, tanto a nivel nutricional como de sabor.

Ya ves que son muchos los beneficios que puede aportarte la horchata como alimento típico de la dieta mediterránea y lo mejor es que todo te lo puedes beber en un vaso. ¿Suena bien, no? Pues en nada viene el verano, y de seguro que más de uno de nuestros lectores ya no se piensa lo que tomará en una tarde de terraceo. Una horchata, por favor.

Cómo se prepara la horchata valenciana en casa

Ingredientes para un litro:

250 gramos de chufas, 1 litro de agua, 125 gramos de azúcar

Modo de preparación:

Lo más importante es hidratar las chufas. Así que habrá que ponerlas a remojo durante 24 horas al menos. Aunque hay que ir cambiando el agua varias veces durante ese período para conseguir deshacernos de las impurezas. En cuanto esté listo, trituramos las chufas con un poco de agua en la batidora. Hay que hacerlo a la velocidad más baja. Veremos como poco a poco va apareciendo esa leche de chufa o horchata. Una vez terminemos, hay que colar la mezcla de forma manual para dejar fuera todas las impurezas. Luego se añade el resto del agua y el azúcar y se vuelve a mezclar todo bien para obtener una bebida homogénea. Tras esto, solo nos queda dejarla enfriar bien en la nevera.

Imagen: _nur

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...