Conoce las ventajas de cocinar con una olla eléctrica programable

A caballo entre el robot de cocina y la olla exprés, las ollas eléctricas programables ofrecen posibilidades muy interesantes en la cocina de cualquier hogar o restaurante

ollas

La olla exprés es uno de los mejores ayudantes en la cocina. Su rapidez gracias a la cocina a presión y el gran ahorro energético que ello supone la han convertido en un elemento imprescindible en todas las casas. Con el avance de la tecnología y los constantes estudios e investigaciones orientadas a mejorar la calidad de vida y a favorecer la comodidad en las tareas domésticas, han aparecido otros artefactos como los robots de cocina que aportan algunas características muy distintas.

En este mismo sentido, las ollas programables eléctricas se pueden considerar un término medio entre el robot de cocina y la olla exprés tratándose de un útil electrodoméstico que no es tan conocido por el gran público y, sin embargo, resulta de gran ayuda gracias a sus interesantes ventajas. Se trata simplemente de una olla tradicional que no pica ni prepara los alimentos antes de la cocción. Una de las mayores ventajas que ofrece este tipo de electrodomésticos es la posibilidad de programar el momento en que se inicia y finaliza la cocción sin necesidad de estar pendiente. Estos electrodomésticos también cuentan con la posibilidad de calentar la comida cuando se le indique con multitud de posiciones programables en función de la marca y el modelo.

Algunos de los modelos más avanzados cuentan con la posibilidad de freír, cocer, cocinar al vapor, a la plancha, a presión e, incluso hornear. Para ello, las ollas cuentan con rejillas especiales para añadir los alimentos en la posición más adecuada en cada tipo de cocción, así como tapas de función grill para dorar las recetas al horno. El ahorro energético es más que notable debido al control total de la temperatura por parte de la olla, así como por la función de horneado que permite asar alimentos en pequeñas cantidades sin necesidad de calentar un horno de grandes dimensiones.

Es también común que las personas que utilizan este tipo de ollas hablen de alimentos más sabrosos y jugosos debido a la concentración de todos los líquidos en el interior de la cacerola. Esto la diferencia notablemente de la olla exprés que debe expulsar grandes cantidades de vapor obligando a añadir agua para una correcta cocción. La olla eléctrica detiene el aumento de calor cuando alcanza la presión indicada por lo que no necesita expulsar vapor.

Vía e imagen: Ollas GM

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...