Consejos para limpiar la cocina a fondo

Descubre cómo limpiar la cocina paso a paso

Consejos para limpiar la cocina a fondo

La cocina es una de las estancias del hogar en las que tiende a acumularse más suciedad. Más allá de la limpieza diaria, de vez en cuanto hay que prestarle mayor atención y llevar a cabo una limpieza en profundidad. Más allá de la estética, mantener la cocina son suciedad es clave para cuidar la salud.

Armarios

Para una correcta limpieza de la cocina hay que empezar por los armarios. Lo primero es vaciar todo su interior. Esta es una buena oportunidad para revisar la fecha de caducidad de los alimentos y tirar aquellos que estén caducados. También puedes deshacerte de aquellos utensilios que llevan guardados en los armarios de la cocina varios años y ya no utilizas.

Una vez vacíos los armarios, es el momento de limpiar el interior. No es recomendable que utilices productos abrasivos. Con una mezcla de agua y jabón pH neutro es más que suficiente, y los resultados serán mejores.

Luego, seca muy bien el interior de los armarios. Recuerda que la humedad favorece la proliferación de microorganismos, así que es mejor evitarla. Por lo tanto, debes asegurarte de que todos los espacios quedan bien secos.

Y, por último, limpia el exterior de los armarios. Si no hay mucha suciedad acumulada, puedes simplemente pasar un trapo ligeramente humedecido para eliminar el polvo acumulado.

Frigorífico

El proceso de limpieza del frigorífico es muy similar al de los armarios. Debes empezar sacando todo lo que hay dentro y limpiar el interior. Existen productos específicos en el mercado. Si prefieres una solución casera, puedes utilizar una mezcla de agua y bicarbonato.

Microondas

El microondas es junto con el horno uno de los electrodomésticos que más se ensucian. Uno de los trucos caseros para limpiar el microondas más sencillos y efectivos es el siguiente.

Como ingredientes solo necesitas un limón, exprimido o cortado por la mitad en dos partes. Coloca los trozos de limón en un vaso lleno de agua, junto con un poco de bicarbonato. Luego, mételo en el microondas y calienta durante 5 minutos a máxima potencia, hasta que veas que el cristal está empañado.

Una vez transcurrido el tiempo, abre la parte y saca el recipiente con cuidado de no quemarte. Pasa una bayeta por el interior, ¡y listo!

Horno

En cuanto al horno, es uno de los espacios en los que más suciedad se acumula, en la gran mayoría de los casos en forma de grasa a la hora de cocinar los alimentos.

Este es un remedio casero muy efectivo para limpiar el horno de la cocina y que quede como nuevo. Los ingredientes que necesitas son: amoniaco, agua hirviendo y un par de recipientes de cristal.

Lo primero es precalentar el horno a 180º. Una vez esté caliente, apágalo. A continuación, en uno de los recipientes añade 250 mililitros de amoniaco e introdúcelo en la parte inferior del electrodoméstico, con cuidado para no quemarte. Llena el otro recipiente con agua hirviendo y colócalo en el horno a media altura.

Cierra la puerta y deja ambas sustancias actuar durante 12 horas, aproximadamente. Una vez transcurrido el tiempo, con un estropajo y un poco de jabón pH neutro, limpia las paredes del horno. ¡Toda la suciedad y la grasa acumuladas saltarán con gran facilidad!

Campana extractora

En la campana extractora se acumula mucha suciedad. Para su limpieza, lo primero que debes hacer es ocuparte de los filtros. Desmóntalos y lávalos con abundante agua caliente. Luego, sécalos y déjalos escurrir antes de volver a colocarlos. Hay algunos filtros que se pueden lavar en el lavavajillas. En este caso, el proceso de lavado es mucho más sencillo y rápido.

Luego, limpia la parte fija de la campana, la que se encuentra alrededor de los filtros. Puedes utilizar un producto quitagrasas para que quede como nueva. Para secar, utiliza una bayeta que no deje pelusas o papel de cocina.

Para el exterior de la campana, lo mejor es que utilices un producto específico para la limpieza del acero inoxidable.

Encimera

La encimera es una superficie muy «sufrida». Para dejarla como nueva y retirar todos los restos de suciedad y grasa acumulados, lo más aconsejable es utilizar un quita-grasas sin espuma.

Paredes y suelos

En cuanto a los azulejos de la cocina, si los limpias con relativa frecuencia utilizando los productos más adecuados, verás como la tarea es mucho más sencilla de lo que parece. En el mercado puedes utilizar limpiadores desengrasantes con amoníaco que ofrecen unos resultados fantásticos.

En cuanto al suelo, elige un fregasuelos aromático que limpia, perfuma y abrillanta.

Así es como debes limpiar la cocina paso a paso, de manera sencilla y rápida. Prestando atención a la  a diario verás cómo todo este proceso que debes realizar de vez en cuanto es mucho más sencillo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...