Fruta ¿Cuándo comerla?

La fruta es uno de los pilares fundamentales de la dieta mediterránea. En su pirámide nutricional encontramos que este alimento compone la mayor parte de su base. Existe cierta polémica o diversidad de opiniones en cuanto a cuándo comer la fruta; sea como sea, debes ingerir entre 3 y 4 piezas al día.

Llevar una vida equilibrada no siempre es tarea fácil. Son muchos los factores a tener en cuenta y algunos los placeres que hay que limitar. Aún así, lo más complicado es establecer una rutina y cambiar los hábitos; una vez hecho es simple cuestión de tiempo el acostumbrarse a la nueva dieta y mantenerla. Ya hemos comentado en más de una ocasión lo beneficiosa que es la dieta mediterránea para mantener unos hábitos alimenticios saludables y combinar todo tipo de alimentos en su justa medida. La fruta es uno de los pilares fundamentales de esta dieta y un componente esencial en la base de la pirámide. Aún teniendo claro este punto, existe disparidad de opiniones relacionadas con el momento en que la fruta debe comerse; algunos especialistas apuestan por ingerirla con el estómago vacío, otros no ven diferencia en hacerlo habiendo comido.

Entre horas o después de comer, la cuestión es incluir la fruta en nuestra dieta.

Entre los argumentos por los que los expertos aconsejan ingerir la fruta antes de la comida, encontramos:
Comer fruta antes de comer facilita la digestión, ya que estas poseen sustancias que estimulan la secreción del estomago.
-Si ingerimos fruta antes de comer experimentaremos el efecto saciante que esta produce y que evitamos el comer de más. Es una forma natural y sana de comer en cantidades demasiado grandes.

Entre los aspectos positivos que encontramos en la ingesta de fruta después de comer vemos:
Comer fruta a modo de postre evita que comamos otros tipos de comidas más ricos en grasa, como tartas o pasteles. Aún así, estar a dieta no es equivalente a no comer postre ya que existen recetas muy ricas y bajas en calorías.
-Gracias a los ácidos que contiene la fruta contribuye a la limpieza bucal.

Hay que consumir, al menos, un cítrico al día.

Existe el mito de la fermentación de la fruta en el que se cree que si tomamos la fruta en último lugar provocaremos que esta fermente en nuestro estómago. Aunque este hecho no es cierto si que es verdad que mezclando la fruta con el proceso de digestión del resto de la comida perdemos la mayoría de los nutrientes que nos aporta. Por ello, aunque comas fruta después de la comida, a modo de postre, intenta comerla también para desayunar por la mañana o merendar a media tarde. Así, dejarás que el organismo absorba todos los nutrientes que la fruta nos aporta.

Sea como sea, y la comas cuando la comas, no olvides los beneficios y aspectos positivos que este alimento aporta. Es aconsejable consumir de 3 a 4 piezas de fruta al día, de las cuales al menos una debe ser un cítrico. Si prefieres consumirlas en forma de zumo, no los compres hechos, ¡exprime la fruta tu mismo, saldrás ganando!

Foto por plato de fruta por aNantaB en Flickr

Foto cítricos por digicla en Flickr


Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...