Cubertería de madera, para sorprender

Consigue renovar la apariencia de tu mesa y sorprender a tus invitados sustituyendo la tradicional cubertería por otra de material noble como la madera, pudiéndola personalizar a tu gusto.

Cubiertos de colores

Seguramente no será la primera vez que os dicen que no utilicéis cucharas ni paletas ni ningún tipo de cubierto de metal a la hora de cocinar y remover la comida. El motivo es que el metal araña fácilmente los recipientes en los que trabajamos, especialmente sartenes que pueden resultar dañadas. ¿Lo mejor? Trabajar con cubiertos de madera, dado que este material es inerte, mucho menos agresivo, fácil de modelar y con formas adecuadas para revolver la comida. Ideal sobre todo para repostería, mermeladas y purés, dado que permite ligar mejor los ingredientes y consigue una pastosidad que no se logra con el metal. Ahora bien, esto a la hora de cocinar. Pero… ¿y a la hora de comer?

En la actualidad se ha puesto de moda la cubertería de madera, de forma que ya podemos degustar todas nuestras comidas renunciando al filo del metal al que estamos acostumbrados. Claro que la madera es mucho menos vistosa -según qué madera- que la plata, pero para ello os traigo esta fantástica idea de customizar vuestra propia cubertería pintándola con esmaltes de colores. Colocando una mesa con cubertería de madera o bambú lograrás un aspecto más acogedor, natural y moderno. Dado que la madera es protagonista en todos los hogares, presente mayoritariamente en el mobiliario, conseguir una cubertería de madera opcional y alternativa a la tradicional está muy bien para sorprender a los invitados y conseguir una impresión diferente.

Cubiertos madera y metal

Podemos encontrar cubiertos con diseños artesanales muy elaborados, otros más rústicos y otros más bastos que son ideales para pintar y personalizar a nuestro gusto. En algunos casos, si nos atrae el aspecto noble de la madera en la cubertería pero no queremos llegar a saborearla cada vez que nos llevamos un manjar a la boca, entonces podemos adquirir alguna colección que mezcle dos materiales: de forma que el mango del cubierto esté hecho de madera, pero la parte utilizable para comer siga siendo de acero inoxidable. Este diseño con doble material también resulta muy atractivo e innovador, y podemos encontrar un ejemplo en la fabulosa cubertería Natural de Clara del Portillo.

En caso de querer decorar la madera, podemos usar desde esmalte hasta washi tape o cualquier otro motivo decorativo que se os ocurra. Y si al final os enamoráis tanto de ellos que no queréis usarlos o no os convence su practicidad, entonces siempre podréis utilizarlos como adornos decorativos.

Fuente: Martha Stewart

Fotos: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...