¿Debería elegir una vitrocerámica de inducción?

Si estás pensando en comprar una nueva cocina, y tu idea es apostar por una vitrocerámica de inducción, hoy te contamos los pros y los contras.

vitroceramica

Hoy vamos a hablarte de nuevo de electrodomésticos. Si hace unos días hacíamos referencia a los hornos pirolíticos y a su funcionamiento, en este caso queremos comentarte lo que suponen las vitrocerámicas de inducción para que sepas a qué atenerte cuando piensas en cambiar este electrodoméstico y sobre todo, para que conozcas las ventajas que tiene frente a otros modelos que existen en el mercado. Así que si es justamente esa la duda que tenías y querías resolver, apunta los consejos que te damos hoy, porque creo que te serán de gran ayuda.

La diferencia fundamental que existe entre las vitrocerámicas tradicionales y las de inducción es que estas últimas utilizan campos magnéticos para generar la energía. Eso supone que el calor lo transmiten a partir de esas propiedades y son capaces por lo tanto de ser más rápidas y efectivas. Sin embargo, para que la tecnología de estos electrodomésticos funcione, tienes que utilizar los recipientes adecuados, ya que si no están pensado para ellas, no funcionarán bien y por lo tanto, se estará perdiendo esa función extra con la que las has comprado, gastando más dinero en ellas.

Y ahora que ya conoces cómo funcionan las vitrocerámicas de inducción, queremos centrarnos en cuales son las principales ventajas de éstas, al menos frente a las cocinas convencionales de la misma categoría. Hay que tener en cuenta que las que incluyen tecnología de inducción cuestan más dinero, por lo tanto tienen que compensarnos la inversión de uno u otro modo. En este caso, creo que sí lo hacen, ya que en primer lugar gastan mucha menos energía que las tradicionales, y eso repercutirá a la hora de tener un consumo de luz más moderado. Algo importante si tenemos en cuenta que el coste de la factura de la luz es cada vez más elevado.

Pero no solamente eso, en realidad, las vitrocerámicas de inducción aunque generan una gran cantidad de calor, al hacerlo mediante campos magnéticos, apenas lo irradian fuera del núcleo central. Eso implica que no hace calor, ni hay peligro de quemarse en las zonas continuas de dónde sale éste. Por otro lado, estas vitrocerámicas permiten ajustar el calor a la hora de ponerse a los fogones, y esto resulta fundamental tanto en algunas recetas, como en los casos en los que se trate de gente que quiere hacer una cocina mucho más controlada. En ese sentido, estas ventajas, suelen compensar el mayor precio en prácticamente todos los casos. ¿Tú elegirías una vitrocerámica de inducción?

Imagen: Nacho

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...