Descubriendo la cocina vegetariana: el seitán

Hoy os presentamos el seitán, la proteína vegetal por excelencia. Es muy fácil de cocinar, muy versátil y muy sabroso, esta compuesto por muchas propiedades nutritivas. Un producto que gusta a todo el mundo, con un único pero, los celíacos ni se pueden acercar a él, dado que es puro gluten de trigo.

No tiene colesterol y ayuda a reducir los niveles en la sangre y es bajo en grasas

Hoy nos vamos a centrar en un producto característico de la cocina vegetariana: el seitán. No es más que es un producto elaborado a partir del gluten de trigo y que se compone por un alto nivel proteico: contiene todos los aminoácidos esenciales, por lo que es un perfecto sustituto de la carne.

Unos 180 g de seitán cubren los requerimientos proteicos de una persona normal y sólo contienen 140 Kcal: la carne, con la misma cantidad de proteínas, presenta el doble de calorías. Una gran característica es que gusta todos, en especial los niños, porque tiene una textura agradable y es muy sabroso. También es fácil de encontrar y de cocinar y es muy digestivo.

El seitán refuerza el cuerpo y es muy recomendable para niños y deportistas. Según la medicina oriental, es un alimento moderado, es decir, no es excesivamente contractivo ni excesivamente expansivo, por lo tanto también sirve para disponer de una dieta totalmente equilibrada.

Es muy importante reducir la ingesta de carne en nuestra dieta. El problema  que nos aparece en el momento en que reducimos o eliminamos la carne es que no sabemos cómo procurarnos las proteínas de alto valor biológico que necesitamos. El seitán es la solución más cómoda, práctica y sabrosa. Pero es muy importante y/o aconsejable conocer el tofu, el tempeh y la combinación cereal integral con legumbre.

Se comercializa ya cocinado y envasado al vacío, por lo tanto no hay que invertir mucho tiempo en su preparación. Es aconsejable, sobre todo para las personas que tienen problemas digestivos hacerle una cocción larga, como si se tratara de un estofado.

Se puede estofar sin problemas y de hecho se cocina como la carne: se puede freír, rebozar, hornear y, claro, estofar. El seitán no pide grandes habilidades culinarias a la persona que lo ha de preparar: se puede pasar por la sartén vuelta y vuelta y añadiendo un poco de salsa de soja le da un sabor buenísimo.

Es una de las mejores opciones para todas aquellas personas que quieren reducir la ingesta de carne pero no saben cómo sustituir el corte de cada comida. También es ideal para preparar salsa boloñesa o el relleno de los canelones: por estas recetas, probad de utilizar seitán como si se tratara de carne.

Foto: Uits

Via: Medicina Oriental

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...