El tupper, el mejor amigo de los que comen fuera de casa

El mejor amigo de aquellas personas que comen durante semana fuera de casa por motivos de trabajo es el tupper, pues gracias a él pueden comer comida casera y planificar su dieta.

Una vida cosmopolita es el día a día de muchas personas que, casi sin tiempo para nada, corren de casa al trabajo, del trabajo al colegio de los niños, del colegio de los niños al restaurante y del restaurante al teatro. Un ritmo de vida que presenta muchos aspectos positivos, pero que también tiene su parte negativa, en especial en temas de alimentación. Si tenemos la suerte de tener horario intensivo seguramente podamos disfrutar de los placeres de comer en casa, aunque sea a las 4 de la tarde; pero si por el contrario, nos toca horario de mañana y tarde es muy posible que tengamos que comer el menú de cualquier restaurante o el sándwich del bar de la esquina.

Si prefieres otros ingredientes puedes variar la receta a tu gusto

Esta rutina alimenticia acaba poco a poco y sin que nos demos cuenta con nuestro organismo, lo descompensa y nos afecta, incluso, en el humor. Por ello, es necesario que nos organicemos y que evitemos que un mal horario de oficina y por ende una mala alimentación acabe con nuestra salud. Una buena forma de evitarlo es comer cada día de tupper, de esta forma comemos comida casera y podemos planificar nuestra dieta diaria sin problemas. Lo mejor que podemos hacer es preparar durante el fin de semana aquello que vamos a tomar durante los cinco días de trabajo, lo congelamos y lo sacamos la noche anterior. Por la mañana solamente deberemos meterlo en el tupper y guardarlo en la cartera. A la hora de comer, lo sacamos y calentamos en el microondas de la oficina y ¡Buen provecho! Por cierto, si tu oficina no tiene microondas, ¡reclámalo!

Un ejemplo de receta que puedes preparar y llevarte en tupper es esta perfecta Quiche de salmón y puerros.

Ingredientes:
•30 gr.de mantequilla
•2 huevos
•1 plancha de masa quebrada
•1 lámina de papel vegetal
•1 loncha de salmón ahumado
•1 puerro
•4 cucharadas de nata líquida
•Sal
•Pimienta

Preparación:
Empezamos engrasando con un poco de mantequilla un molde de tarta de silicona o con el fondo móvil, después, lo forramos con la plancha de masa quebrada. Pinchamos el fondo con un tenedor y ponemos encima un papel vegetal y unos garbanzos para que se mantenga fija. Encendemos el horno a 180º y le introducimos el molde forrado durante unos 10 minutos.

Pasado este tiempo, retiramos los garbanzos y el papel del molde y reservamos el resto. Ahora, lavamos el puerro y lo cortamos en finas láminas, añadimos la mantequilla en una sartén (aunque podemos hacerlo con aceite) y freímos el puerro a fuego lento. Ponemos el puerro en el fondo del molde y en un bol batimos los huevos; les añadimos la nata, sazonamos y vertemos sobre los puerros. Por último, repartimos por encima los trozos de salmón cortados en tiras. Volvemos a introducir el molde en el horno y esta vez lo tenemos durante unos 20 minutos. Dejamos enfriar y ¡listo para comer!

Imagen | Joe Shlabotnik

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...