Empieza el día con un buen desayuno

El desayuno es una de las comidas más importantes del día ya que nos aporta la energía suficiente para empezar el día con fuerza y vitalidad. Los expertos afirman que debe aportar un 25% de las calorías diarias que necesitamos.

Imagínate por un momento, aunque sólo sea por un momento, poder meterte en la piel de Audrey Hepburn y disfrutar cada día de un fantástico desayuno contemplando el lujoso escaparate de la joyería Tiffanys. Un auténtico desayuno neoyorquino con unas vistas de infarto; un desayuno con diamantes. Pero sobre todo, un desayuno sin prisas.

Pues bien, no hace falta ser Audrey Hepburn ni vivir en Nueva York para poder disfrutar correctamente de esta comida, sólo necesitamos un poco de tiempo y un poco de preparación. Y es que en el desayuno encontramos una de las comidas más importantes del día, la que nos da la vitalidad y energía suficiente para afrontar la jornada que nos espera.

Los expertos afirman que el desayuno debe aportar un 25% de las calorías diarias que necesitamos. Este dato elimina de inmediato la alternativa de tomar solamente un café o un zumo y pone de manifiesto la necesidad de tomar un desayuno completo y equilibrado. Para ello, existen unos alimentos básicos que deben incluirse. Son:

Tómate tu tiempo para disfrutar de un desayuno completo.

En primer lugar, pero no por ello más importante, tenemos los cereales. Entre ellos encontramos el pan (mejor si es integral), los cereales y las galletas. Si elegimos el pan, podemos acompañarlo de unas gotitas de aceite de oliva, un ingrediente básico en la dieta mediterránea que nos aporta ácido oleico; o un poco de mermelada, miel o membrillo, para darle más sabor. Los cereales además, nos aportaran la fibra que necesitamos y que de divide en dos tipos: fibra soluble e insoluble; el primer tipo nos ayuda a reducir el nivel de colesterol y el segundo a regular nuestra función intestinal (avena, salvado de trigo, higos secos…).

Un segundo alimento que debemos incorporar a nuestro desayuno son los lácteos, entre los que encontramos la leche, el yogur o el queso. Estos ingredientes nos aportan el calcio necesario para afrontar nuestro día con energía y vitalidad. Y por ultimo la fruta; rica en hidratos de carbono de absorción rápida así como en minerales, agua y fibra. Puedes tomarla al natural o exprimirla.

Si no estás acostumbrado a tomar un tipo de desayuno tan completo haz la prueba, levántate unos 10-15 minutos antes (puedes dejar el café preparado la noche anterior) y disfruta de un desayuno con estos tres ingredientes, verás como afrontas el día mucho mejor. Además, se trata de tres clases de alimentos con una gran variedad de alternativas, por lo que puedes variar y tomar un desayuno diferente cada día.

Foto por Roberto García Fadón en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...