Escalivada, un plato muy mediterráneo

La escalivada es un plato típico de la dieta mediterránea, una pauta alimenticia muy sana y equilibrada. En realidad podríamos comparar esta receta con una ensalada de verduras ya que simplemente necesita juntar los ingredientes y aliñar.

La dieta mediterránea es una de las dietas más sanas y equilibradas que existen. La variedad de sus productos es uno de los aspectos más positivos que los especialistas y médicos resaltan, por ello, es muy recomendable seguir su pirámide nutricional. En los escalones más bajos de esta encontramos las verduras, ingrediente que junto con los cereales forman la base indispensable de la dieta mediterránea. Hoy veremos un plato que se adapta muchísimo a este tipo de hábito alimenticio: la escalivada.

Ingredientes para 4 personas:
•4 berenjenas (medianas)
•4 pimientos rojos (grandes)
•4 cebollas (pequeñas)
•3 tomates (pequeños)
•2 dientes de ajo
•Sal
•Aceite de oliva (mejor si es virgen)

Verduras frescas para la mejor dieta mediterránea.

Preparación
Para preparar una buena escalivada la opción ideal sería tener una parrilla donde poner las verduras y hortalizas al fuego. Pero es evidente que no todos podemos tener una parrilla en casa por eso la alternativa más popular es hacerlas al horno.

Para empezar calentamos el horno a 200º. Colocamos las berenjenas, los pimientos y las cebollas en una bandeja y la introducimos en el horno, en ese momento bajaremos la temperatura un poco, a unos 180º. Dejamos que las verduras se vayan haciendo y a los 25 minutos introducimos los tomates. Aprovechamos que abrimos el horno para dar una vuelta a las hortalizas. Cuando hayan pasado 40 minutos desde que metimos las primeras comprobamos que están bien hechas y las sacamos del horno.

Acto seguido envolveremos cada tipo de verduras por separado y las dejaremos reposar durante unos 20 minutos (así las podremos pelar mejor). Pasado este tiempo podemos empezar a pelarlas y a retirar las semillas. Cuando este hecho las cortaremos a tiras (a lo largo) y las colocaremos en una fuente. Después añadiremos los dientes de ajo picados y un poco de sal. Para acabar aliñaremos nuestra escalivada con un chorro de aceite de oliva virgen.

¿Qué os parece esta ensalada de verduras? ¡Para comérsela! Es recomendable que os la comáis el mismo día en el que la hacéis ya que así las verduras estarán al punto. Conforme pase el tiempo irán perdiendo calidad. Por eso, a diferencia de otras comidas en las que hacemos más raciones de las que comeremos para guardarla, en este caso es mejor hacer la cantidad justa. Ya ves como no se trata de una receta muy complicada… por lo que puedes hacerla tantas veces como quieras.

¿Ya la has intentado hacerla?¿Cómo te ha salido? ¡Cuéntanoslo!

Foto por jlastras en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...