Estofado de ternera: tierno, suave, ¡delicioso!

Cocinar puede convertirse en una terapia fantástica si sabemos como plantear el asunto. Olvídate de todo lo que te rodea, ponte un poco de música ¡y a trabajar! Verás lo bien que te lo pasas preparando este estofado de ternera.

Pasar unas cuantas horas en la cocina puede convertirse en una terapia muy relajante. Sí, sí ¡habéis oído bien! Lo único que debemos hacer es concentrarnos en los ingredientes, las medidas y el fuego, tomárnoslo con un poco de filosofía y olvidarnos de todo a nuestro alrededor. Al estar tan concentrados veréis como los problemas y la rutina diaria se disipan y sólo quedas tú y la receta. Además, puedes ponerte un poco de música y convertir en un espacio todavía más agradable tu cocina. ¡Prúebalo con esta receta: estofado de ternera!

Estofado de ternera
Ingredientes
-700 gramos de carne de ternera
-1 cebolla
-1 diente de ajo
-Aceite de oliva
-1 chorro de Brandy
-1 chorro de vino blanco
-1/2 litro de caldo
-50 gramos de zanahoria
-100 gramos de guisantes
-4 patatas
-Sal y pimienta
-Harina

Preparación:
Empezaremos preparando la carne. Primero la limpiamos y cortamos en cuadraditos (de la medida que queramos para nuestro estofado), los salpimentamos y los introducimos en un bol con harina, donde los rebozaremos completamente.

Preparando el estofado.

A continuación cogemos una cazuela, le añadimos aceite y lo ponemos al fuego. Una vez el aceite se haya calentado, introducimos los trozos de carne y la doramos. Mientras tenemos la ternera en la cazuela, cogemos la cebolla, la pelamos y la picamos bien finita; después la añadimos a la cazuela y esperamos a que se poche.

Durante el tiempo de espera, cortamos la zanahoria y preparamos el vino blanco, el brandy, los guisantes y el caldo. Una vez pochada la cebolla le añadiremos un chorrito de vino blanco y otro de Brandy de la misma forma que los guisantes y la zanahoria. Lo dejamos cocer durante una hora y media para reducir todo el líquido. Aún y esperar la hora y media es conveniente estar atento a nuestro plato e ir echándole un ojo cada ratito, ya que en función del tamaño de nuestros cuadrados de carne tardaremos más o menos en reducir la mezcla.

Durante este tiempo podemos pelar y cortar las patatas ya que las añadiremos en el último momento. Una vez comprobemos que la carne ha quedado bien tierna echamos las patatas y dejamos que todo se cueza durante 20 minutos más. Una vez pasado este tiempo, voilá, ya tenemos nuestro plato listo para servir.

¿Verdad que ha sido una experiencia casi zen? ¡Explícanosla!

Foto por jlastras en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...