Gambas al ajillo y empanadillas de pisto

Una buena comida siempre va precedida de un gran aperitivo.

Las mejores comidas siempre vienen precedidas de fantásticos aperitivos, para que tu comida no sea menos y puedas sorprender a propios y extraños con tus artes culinarias, aquí tienes dos aperitivos que nunca fallan.

¿Puede haber un aperitivo mejor?

Gambas al ajillo
Ingredientes (para 2 personas):
•150 gr. de gambas peladas
•1 cabeza de ajo
•1 guindilla seca
Aceite de oliva
•Sal

Preparación:
Lo primero que tenemos que hacer para preparar esta receta es pelar las gambas si todavía no las tenemos peladas; después, cogemos una cazuela, la ponemos al fuego y calentamos un chorrito de aceite en ella. Cuando veamos que empieza a calentarse le añadimos la guindilla cortada en rodajas, de la misma forma que los ajos (pelados y cortados en rodajas). Dejamos los ingredientes durante unos minutos en el aceite caliente y cuando veamos que las rodajas de ajo empiezas a cambiar de color introducimos las gambas y un poquito de sal. Dejamos al fuego unos 2 minutos hasta que las gambas cambien de color y estén bien hechas. Después sacamos del fuego.

A la hora de servir lo más común es añadir las gambas y todo el jugo en las que se han hecho en una ollita de cerámica, pero si no tenemos un recipiente de este tipo podemos utilizar cualquier otro, el que tengamos más a mano. Si acompañas este aperitivo con un poco de pan, ¡seguro que la cazuela quedará bien limpia!

Empanadillas de pisto (10 unidades)
Ingredientes:
•150 gr. de pisto
•10 Obleas de empanadilla
•1 huevo

Preparación:
En esta ocasión, como estamos preparando un aperitivo para dos personas prepararemos 10 empanadillas de pisto, aunque tú mismo puedes variar las cantidades si tienes más comensales o comes solo. ¡Empecemos!

Hace ya bastante tiempo preparamos en qcocinar un sabroso pisto de calabacín, por lo que para preparar esta receta nos valdremos de los pasos que seguimos en aquella ocasión. Una vez hecho el pisto, abrimos bien las obleas en la encimera y le añadimos un poquito de pisto sobre cada una, de forma que podamos cerrarlas sin problemas. Las cerramos juntando los dos lados, pero no acabamos de cerrar del todo; después, ponemos el horno a precalentar y mientras esperamos las pintamos con huevo batido sirviéndonos de un pincel. Introducimos la bandeja de empanadillas en el horno y allí la dejamos a 180 ºC durante unos 10 minutos, hasta que veamos que las empanadillas están doraditas. ¡Buen provecho!

Imagen | opencage.info

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...