iPlate: Una vajilla digital

Diseños exclusivos del ilustrador francés Todd Borka en los que la digitalización cobra protagonismo: descubre los cuatro modelos diferentes de platos con todas sus herramientas de edición y creación.

iPlato

Estamos tan acostumbrados al mundo digital que a veces nos dejamos llevar por los avances de la tecnología ante cualquier objeto que tenemos delante. Muchas veces, tendemos a tocar las pantallas de algunos móviles que no son táctiles o buscamos determinadas funciones a las que estamos acostumbrados en otros elementos que todavía no han dado ese salto a lo digital. De alguna manera, eso es lo que trata de reflejar Todd Borka en sus increíbles diseños: una crítica irónica a nuestra omnipresente mundo digital.

Este ilustrador francés nos trae iPlate, una creativa colección de vajillas muy originales donde lo digital cobra también su papel, aunque con un carácter más bien simbólico. Un hecho tan básico como la comida se convierte también en el centro del poder informático, y los platos adquieren la posibilidad de ser editados con todo tipo de aplicaciones, al estilo de un Paint instalado en el ordenador. Como decía, es algo meramente simbólico porque esta vajilla solo presenta una serie de dibujos en su superficie, representando los típicos botones y herramientas de creación y edición. De alguna manera esto nos incita a pulsar el plato como si realmente fuese una superficie táctil, a través de la cual poder realizar multitud de funciones mientras comes.

Al mismo tiempo, iPlate nos invita a jugar con la imaginación. Sería realmente maravilloso suprimir del plato la comida que no nos agradase o las sobras, mediante la simple utilización de un botón; o aportarle mayor contraste al color de los alimentos. Mediante las herramientas de edición, uno podría ser capaz de manipular completamente todo lo que hubiera servido en el plato. La vajilla en sí se compone de cuatro platos con cuatro diseños diferentes. Encontramos el primero, “Importar comida”; el segundo, “Editar comida”; el tercero “Tamaño de imagen” y el cuarto “Ctrl Z”. Todo el juego está elaborado con porcelana muy resistente al lavado, para conservar todas las imágenes y dibujos con el paso del tiempo.

Indudablemente se trata de una creación original, con un toque de humor sofisticado, y con una crítica escondida tras el diseño que bien puede tomarse como algo ingenioso para los amantes del diseño digital, o bien como algo negativo para los que rechazan la digitalización y apuestan por lo tradicional. En cualquier caso, es una vajilla diferente que no dejara indiferente a nadie cuando traigamos invitados a casa. Como regalo, tampoco tiene desperdicio. ¿Qué opináis?

Foto: Ulule

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...